3 cosas que debe evitar al solicitar un préstamo para expandir su negocio

0

No caiga en las redes de prestamistas o instituciones de crédito que se pueden aprovechar de la necesidad de expandir su negocio

Comenzar un negocio puede ser difícil. Crecer puede ser aún más difícil. Sobre todo, cuando se trata de conseguir financiamiento para abrir otro local o para comercializar un nuevo producto, porque resulta que las instituciones de crédito no siempre comparten el mismo entusiasmo que los dueños de negocio o porque sus condiciones para emitir un préstamo no suelen ser las más convenientes para los prestatarios.

La Dra. Nacondus Gamble, de The South Eastern Eye Center, lo experimentó en carne propia. Después de algunas malas opciones, obtuvo un préstamo a través de Funding Circle, una plataforma en línea enfocada exclusivamente en préstamos para pequeñas empresas.

Para conseguir el mejor trato en un préstamo comercial, lo principal es evitar estos tres errores comunes, cortesía de Brandpoint:

1. No comprender el verdadero costo del préstamo. Si está buscando un préstamo comercial, es fácil sentirse abrumado por vendedores rápidos, interminables cadenas de acrónimos y términos confusos. Si no le queda claro cuánto pagará realmente por la financiación, esa es una buena señal de que debe retirarse, dice Sam Hudges, de la empresa Funding Circle.

Un buen prestamista siempre estará dispuesto a ayudarlo a calcular la Tasa de Porcentaje Anual (APR) y explicar claramente todos los términos de su préstamo. También lo ayudarán a comprender qué tarifas puede esperar durante la vigencia del préstamo: algunos prestamistas colarán tarifas ocultas adicionales, las ocultará en letras pequeñas o en jerga legal confusa, lo que puede aumentar significativamente el costo.

2. Quedarse atrapado en los ciclos de pago diarios o semanales. Algunos tipos de financiación empresarial pueden parecer un regalo del cielo para una empresa que necesita dinero rápido. Estos proveedores prometen una fácil aprobación con acceso rápido a los fondos. Sin embargo, esa velocidad puede llegar a cambio de un precio elevado; en muchos casos, el proveedor toma una parte de sus ventas diariamente o semanalmente hasta que se pague la deuda.

Los préstamos a plazo a menudo son la mejor opción, dice Hodges. Permiten a las empresas pedir prestada una determinada cantidad de dinero para un propósito específico, como contratar personal nuevo o abastecerse de inventario. Los fondos se devuelven luego de un período de tiempo determinado, con pagos mensuales consistentes y sin tarifas sorpresivas.

3. No saber lo que se merece. Si bien muchos proveedores de financiamiento trabajan por los mejores intereses de sus clientes, no todos lo hacen. Algunos usan prácticas irresponsables o engañosas y aprovechan la necesidad de efectivo de los propietarios de pequeñas empresas.

Después de ver innumerables pequeñas empresas atascarse con productos de crédito que no podían pagar o entender, una coalición de defensores de pequeñas empresas, prestamistas y mercados de crédito en línea se unieron para lanzar la Declaración de Derechos de los Prestatarios de Pequeñas Empresas. Como el primer estándar de oro para los préstamos comerciales responsables, la Declaración de Derechos describe los derechos y garantías que las pequeñas empresas deben esperar de los proveedores de financiamiento.

Estos incluyen el derecho a precios y condiciones transparentes, lo que garantiza que los propietarios de negocios puedan ver el costo y los términos de cualquier financiamiento por escrito y en una forma que sea clara, completa y fácil de comparar con otras opciones; y el derecho a no aceptar productos de carácter abusivo que lo atraparán en un costoso ciclo de re-préstamos. Antes de solicitar financiamiento, verifique si su prestamista se ha registrado en ResponsibleBusinessLending.org.

Para más información, visite www.Made2DoMore.com

Compartir

Acerca del Autor