Cinco claves del empresario para manejar una franquicia

0

Imagen de franquicia

Llevar una empresa no es lo mismo que ocuparse de un franquiciado. He aquí algunas características que los diferencian

Mucha gente cree que manejar una franquicia supone un esfuerzo similar a mover los hilos de cualquier otra empresa, pero de acuerdo a los expertos, las características son muy diferentes, basadas no tanto en la innovación. He aquí cinco puntos básicos que marcan las diferencias:

Una persona motivada por los resultados

El objetivo debe ser siempre mantener las cifras, conseguir que la cadena de trabajo funcione y que imite, en cierta forma, modelos preestablecidos con anterioridad. Si una franquicia funciona, debe de alguna forma operar de forma similar para que el cliente no note la diferencia de una tienda a otra.

Motivador de personal

Como líder del grupo, el jefe debe estar dispuesto a echarle muchas horas al trabajo y dar ejemplo entre el personal, motivando en todo momento a la gente para que mantengan el proceso de trabajo y la moral alta.

Optimista

El entusiasmo y la energía positiva es lo primero que debe salir de un dueño de franquicia. Es mejor resolver problemas más que perder el tiempo en tratar de buscar un culpable.

Don de gentes

El líder de una franquicia suele ser alguien que gusta a la gente y a la que se le da bien el trato con el cliente. Vender la marca puede ser fundamental para el negocio y la imagen del resto de las tiendas.

Motivado por seguridad

Mantener la seguridad en el trabajo es fudamental trabajando en esa clase de ambiente. No solo la franquicia está expuesta si pasa cualquier accidente sino toda la corporación. El dueño del local debe ser un entusiasta de la seguridad.

 

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN
!-- Quantcast Tag -->