¡Cómo elegir una tarjeta de presentación que impacte!

0

Persona entregando una tarjeta de presentacion

Antes, símbolo de categoría para personas con puestos importantes en grandes empresas, ahora la tarjeta de presentación ha pasado también a ser una de las mejores formas de promover cualquier tipo de negocio.

Gracias a su práctico tamaño, las diminutas tarjetas pueden circular fácilmente entre las personas que asisten, por ejemplo, a un evento de negocios, donde son utilizadas no solamente para presentarse como persona, sino para dar a conocer el tipo de negocio que ofrece determinado individuo o compañía. Incluso, hay casos en donde los dueños de pequeños negocios las colocan a la vista en lugares públicos.

Actualmente, podemos ver tarjetas de presentación en diferentes colores, estilos y formas, lo que las ha convertido en un elemento fundamental en cualquier estrategia de negocio. Pero existen ciertas reglas que se deben seguir para crear tarjetas que sean útiles, sin dejar de ser elegantes y de buen gusto. No debemos olvidar que el objetivo principal de una tarjeta de presentación es el de mostrar una imagen profesional de su negocio o compañía. Por lo tanto, es importante crear una tarjeta que dé una buena impresión a sus clientes. A continuación presentamos algunos estilos que debe considerar al crear su tarjeta de presentación:

El diseño básico

Por lo general se imprimen en papel blanco y tinta negra. Este estilo es perfecto para los negocios que buscan rendimiento por su dinero. Puede atraer a clientes que sólo necesitan información de contacto y no se impresionan con diseños extravagantes. El diseño es simple y la información es clara y concisa.

Usando imágenes y color

Una imagen que represente su negocio o servicio puede valer más que muchas palabras. Un toque de color, además del blanco y negro, puede lograr impresionar a sus clientes.

Las que se pueden “sentir”

Algunas tarjetas se distinguen no por lo que dicen, sino por cómo se sienten al tacto, cuando por ejemplo se les ha colocado el texto o alguna imagen gráfica en relieve. Este tipo de tarjetas pueden estar hechas de materiales como metal o madera y diseñadas con diferente forma, doblez o estampado. Debido a su proceso de producción son mucho más costosas, pero, para algunos negocios, vale la pena la inversión.

Tarjetas multiusos

Una tarjeta puede hacer más que promover su nombre y negocio. También puede servir como cupón de descuento, calendario o cualquier otro uso. Estas diferentes cualidades hacen que una tarjeta sea útil para otra cosa, no sólo para darse a conocer, evitando con ello la posibilidad de ir a parar al basurero tan pronto usted la entregue.

Lo novedoso llama la atención

Las tarjetas originales y extravagantes llaman la atención. La creatividad no tiene límites, excepto la cantidad de dinero que está dispuesto a pagar. Algunos ejemplos de tarjetas creativas son aquellas hechas de chocolate o que sirven como abrecartas.

Además del estilo, también debe considerar la información que debe incluir en su tarjeta. Le aconsejamos que sólo incluya datos esenciales como su nombre, título, nombre de su compañía, dirección, teléfono, correo electrónico y sitio web.

 

Información cortesía de Entrepreneur.com

 

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN