Qué es un congelamiento de crédito y cuándo se debe utilizar

0

Si le preocupa el robo de identidad, colocar un congelamiento de crédito en su informe es una opción ideal para proteger su información 

El año pasado se produjeron varias violaciones de datos que causaron grandes dolores de cabeza a los consumidores, y eso probablemente no cambie. La violación de datos de Equifax, por ejemplo, comprometió la información personal de aproximadamente 147.9 millones de estadounidenses, lo que afectó los puntajes de crédito y la tranquilidad. La violación de datos de Uber expuso la información de hasta 57 millones de usuarios de ese servicio, y la violación que involucraba a Alteryx y Experiana afectó a más de 120 millones de hogares estadounidenses, solo por nombrar algunos.

Después de estas infracciones, no faltan consejos sobre cómo los consumidores pueden salvaguardar sus datos personales, y con razón. En pocas palabras, si es un adulto con un informe de crédito, debería buscar formas de protegerse. Las infracciones recientes han expuesto una gran cantidad de información, incluidos nombres, direcciones, números de seguridad social, fechas de nacimiento, números de licencia de conducir y números de tarjetas de crédito, todos los cuales se pueden utilizar para robar su identidad y abrir líneas de crédito a su nombre.

Los números de Seguro Social y los informes de crédito son el estándar de oro en el que las instituciones financieras, las organizaciones y los prestamistas basan las decisiones. Teniendo esto en cuenta, es especialmente importante tomar medidas para protegerse después de grandes violaciones de datos. De esta forma, si aparece algo inesperado mientras solicita una hipoteca u obtiene una verificación de antecedentes para un nuevo trabajo, se puede corregir su informe crediticio.

¿Qué es un congelamiento de crédito?

Respaldado por la ley federal (y muchas leyes estatales también), un congelamiento de crédito es la solución más efectiva para ayudar a combatir el robo de identidad luego de una violación de seguridad. Un congelamiento de crédito le permite restringir el acceso a su informe de crédito. Esto hace que sea más difícil para los ladrones abrir nuevas cuentas a su nombre.

¿Cómo funciona?

Para congelar su informe de crédito, debe llamar a cada una de las tres oficinas de crédito, Equifax, Experian y TransUnion, para realizar la solicitud. A continuación, recibirá una carta de cada oficina confirmando el congelamiento y proporcionando un número de identificación personal (PIN) o contraseña. Mantenga estos en un lugar seguro, ya que los necesitará para levantar el congelamiento.

Una vez que congele su informe crediticio, ningún acreedor nuevo podrá verlo a menos que proporcione su número PIN único. Eso significa que todos, desde el propietario o el empleador hasta el nuevo prestamista, no pueden acceder a su informe. Cuesta solo $10 por agencia de crédito congelar su informe de crédito (en algunos estados cuesta incluso menos). Quizás lo mejor de todo es que no tiene que preocuparse por restablecer el acceso a las cuentas en las que ya confía. Las cuentas de crédito actuales creadas antes del congelamiento del crédito pueden seguir generando informes de crédito según sea necesario.

En algunos estados, el congelamiento de créditos caduca después de siete años. Sin embargo, en la mayoría de los estados, permanece en su lugar hasta que el consumidor solicite que se levante o retire temporalmente por completo. 

Una compañía de informes crediticios debe suspender el congelamiento a más tardar tres días hábiles después de recibir su solicitud. El costo de levantar esta protección varía según el estado.

Para obtener más información, visite www.lexingtonlaw.com o llame al (855) 255-0139.

Con información de NAPS

Compartir

Acerca del Autor

!-- Quantcast Tag -->