Cracking de tarjetas, qué es y cómo protegerse

0

estafas ciberneticasConozca las señales de una estafa que está de moda en la que le piden los datos de su cuenta bancaria o de sus tarjetas de crédito, para luego robarle su dinero

Los ladrones cibernéticos no descansan, continuamente están modificando sus trampas con el fin de aprovecharse del dinero de los incautos.

La estafa que está de moda se llama Cracking de tarjetas y puede empezar como algo bastante inocente. Usted lee una entrada en un sitio de medios sociales que anuncia un concurso. O quizás ve una página web que dice estar afiliada con alguna celebridad y que está sorteando una tarjeta de regalo. Las variaciones son infinitas, pero le damos la pista que indica que se está tramando un fraude. En algún momento, le pedirán la información de su cuenta bancaria, el número PIN, o las credenciales para acceder a su cuenta bancaria en internet. Y entonces puede dar por hecho que esos ofrecimientos “inocentes” no son tan inocentes como parecen.

¿Cómo funciona la estafa?

Una vez que los “explotadores” de tarjetas tienen acceso a su cuenta, depositan varios cheques – por lo general, de manera remota – y luego efectúan rápidos retiros de dinero en un cajero ATM o por medio de órdenes de pago. El objetivo es echar mano al dinero en efectivo antes de que el banco se dé cuenta de que los cheques son falsos.

Esa forma de Cracking de tarjetas funciona de la misma manera que otras estafas que involucran el uso no autorizado de los datos de su cuenta. Usted da su información para un propósito y luego descubre que los estafadores la han usado en su propio beneficio.

Pero esa no es la única clase de Cracking de tarjetas. En otras variantes, la gente responde a un mensaje de texto, video, o entrada de un sitio de medios sociales que promete dinero rápido o que incluso promociona explícitamente el Cracking de tarjetas como una forma fácil de pagar las facturas. El titular de la cuenta suministrará el número de su tarjeta de débito, su PIN o contraseña y permitirá que los cheques se procesen a través de su cuenta. A cambio, los estafadores le ofrecerán una pequeña parte del dinero obtenido con la maniobra. El titular de la cuenta puede tratar de racionalizarlo como una dudosa manera de aprovecharse del sistema, pero quién se lo puede creer. Ningún negocio legítimo deposita cheques de esa manera. Lo que en realidad está sucediendo es un fraude, y los titulares de las cuentas que cooperan con los “explotadores” de tarjetas han quedado involucrados en la maniobra.

Los estafadores esperan que la cantidad de dinero que recibe el titular de la cuenta sea lo suficientemente atractiva para evitar que se ponga a hacer demasiadas preguntas, pero la pregunta que se debería hacer la gente es si vale la pena correr el riesgo de involucrarse en una actividad delictiva. Gracias a un operativo que se está llevando a cabo contra las actividades de Cracking de tarjetas, los sospechosos están enfrentando acusaciones, y las personas que permiten que usen sus cuentas pueden quedarse enganchadas con las pérdidas.

Y ese no es el único riesgo. Es sabido que los estafadores se benefician de los fondos depositados legítimamente en la cuenta o saliendo de compras con la tarjeta de débito de la persona. Si el titular de la cuenta actuó en colaboración con el “explotador” de tarjetas, es más difícil argumentar que las transacciones se efectuaron sin ninguna autorización.

Una recomendación que vale la pena repetir: Ningún concurso, promoción en los medios sociales u oportunidad de empleo realmente honesto le exige a la gente que suministre sus tarjetas bancarias, números PIN, o credenciales para acceder a sus cuentas bancarias en internet. Nunca permitas que nadie se aproveche de su cuenta.

Con información de Lesley Fair, abogada de la División de Educación del Consumidor y Negocios, y la Comisión Federal de comercio

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN