Ponga a su negocio en la nube y protega su información

0

nubeConozca más sobre este modelo tecnológico que ofrece innumerables ventajas para resguardar los datos de su empresa

Aunque la tecnología de nube puede resultar más sencillo para los negocios y empresas pequeñas que aún no hacen uso de ningún sistema de operación, la adopción de esta tecnología no es un cambio que se haga de la noche a la mañana.

De acuerdo a la organización IEEE Computer Society, el denominado ‘cómputo en la nube es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología a los cuales se accede desde internet y se provee por medio del outsourcing.

Se calcula que actualmente un 80 por ciento de las empresas está utilizando algún tipo de servicio de cómputo en la nube, mientras que el 20 por ciento de los negocios no poseen activos de Tecnología de la Información (TI), según datos de la consultora Gartner.

Actualmente, esta tecnología de nube ya está disponible para todos los tamaños de negocios. En caso de que usted esté considerando utilizar esta plataforma, le recomendamos conocer los pasos fundamentales para trasladar la información de su negocio, ya que no será un proceso que se haga en un solo paso.

Pasos para adoptar la tecnología de la nube

1. No es un proceso que se haga de la noche a la mañana, donde de pronto dejará de utilizar su sistema de cómputo actual y estar en la nube al instante. Este es un proceso paulatino.

2. No deberá trasladar todo a la nube, hay un número de aplicaciones de software que necesitá seguir controlando de forma tradicional.

3. Evita llevar su servidor a la red sin antes pasar por un proceso de virtualización.

4.  El cómputo en la nube no es una moda pasajera que vaya a desaparecer, así que considere dicha tecnología como una inversión a largo plazo para su negocio.

5. Determina qué área de negocio es estratégica para su empresa y cuáles requieren de una operación desde la nube.

Tipos de “nube”

Para que tome una decisión acertada para su negocio, conozca el tipo de nubes hay en el mercado:

Públicas: se manejan por compañías intermediarias y los trabajos de muchos clientes diferentes pueden estar mezclados en los servidores, los sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de la nube.

Privadas: son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio, ya que tienen una infraestructura on-demand manejada por un solo cliente que controla qué aplicaciones deben correr y dónde. Son propietarios del servidor, red, disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la plataforma.

Híbridas: combinan los modelos de nubes públicas y privadas, aquí el empresario es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada.

Aunque la tendencia es que cada vez más empresas migren a este sistema de operación, muchos propietarios de pequeños negocios todavía no están convencidos o no conocen bien este nuevo sistema para resguardo de información. Hasta ahora ha resultado muy seguro y útil, así que tómelo en cuenta como una herramienta para su negocio y aproveche las nuevas tecnologías que hay y que cada vez están más al alcance de su mano.

Con información de www.cnnexpansion.com

 

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN