Cómo elegir la estructura legal de su negocio

0

eligiendo una estructura de negocioCualquier dueño de negocio debe elegir una estructura legal para operar y pagar impuestos. Le presentamos los tipos más comunes para que usted elija la más apropiada

Tener un negocio bien establecido requiere una serie de pasos para registrarlo, obtener los permisos necesarios para operar y definir la estructura legal que determinará, entre otras cosas, el pago de impuestos, la responsabilidad personal, las asociaciones y los requisitos de registro.

La siguiente información no pretende servir como asesoramiento legal o fiscal, pero puede servir como punto de partida para su propia investigación. Dependiendo de sus necesidades, muchos propietarios de negocios también pueden consultar con un abogado.

Algunos tipos de estructuras legales son más fáciles de configurar que otras. Por ejemplo, formar una empresa unipersonal no requiere que presente ningún documento legal, mientras que para entidades tales como corporaciones, compañías de responsabilidad limitada y sociedades de responsabilidad limitada, necesitará incorporar formalmente a su empresa al estado de California. Puede encontrar más información en el sitio web de la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos.

Propietario Único

Una empresa unipersonal es el tipo más básico de negocio para establecer. Usted es el único propietario de la empresa y es responsable de sus activos y pasivos.

Sociedad General

En una sociedad general, dos o más personas comparten la propiedad de una sola empresa. Los socios gestionan el negocio y son responsables de todas las deudas y obligaciones del mismo. Los detalles de este acuerdo deben redactarse formalmente para definir los roles de cada socio, incluyendo lo que sucedería si el negocio fracasa.

Sociedad Limitada (LP) y Sociedad de Responsabilidad Limitada (LLP)

La primera tiene socios limitados y generales. Los socios generales son propietarios y operan el negocio, mientras que los socios limitados invierten en el negocio, pero tienen responsabilidad limitada y, por lo tanto, una contribución limitada en su gestión. Las sociedades de responsabilidad limitada son similares a las de un LP, pero en un LLP incluso los socios generales tienen responsabilidad limitada; por ejemplo, no son responsables por la mala práctica de los otros socios. Estos tipos de negocios no suelen usarse para negocios minoristas o de servicios.

Compañía de Responsabilidad Limitada (LLC)

Una LLC es un híbrido entre una corporación y una sociedad. Similar a una C-Corporation, los propietarios de negocios en una LLC no son responsables de la deuda de la empresa. En otras palabras, tienen responsabilidad limitada. Sin embargo, a diferencia de una corporación, la empresa no presenta impuestos separados. En cambio, cada socio (llamado miembro) incluye sus ganancias en su declaración personal de impuestos.

Corporación C (C-Corp)

Esta estructura es más compleja que otros tipos de negocio y generalmente se sugiere para empresas más grandes y establecidas con múltiples empleados. Es una entidad separada de los propietarios, lo que significa que puede ser gravada (o demandada) independientemente de sus propietarios. En una C-Corp, los propietarios son llamados accionistas. Estos eligen un consejo de administración para supervisar las políticas y decisiones importantes, y nombran a los funcionarios que llevan a cabo las operaciones diarias del negocio.

Corporación S

Una S-Corporation (S-Corp) es similar a una C-Corporation, excepto que la empresa no está gravada separadamente de los propietarios. Las S-Corps también son muy similares a las Compañías de Responsabilidad Limitada (LLC), pero con más limitaciones. Los propietarios, llamados accionistas, evitan la doble imposición fiscal de una C-Corp, pero el negocio está limitado a 100 accionistas y tiene sólo una clase de acciones.

Corporación B

Una B-Corporation (Benefit Corporation o B-Corp) es una nueva estructura de negocios en los Estados Unidos que está configurado para beneficiar a la sociedad y generar dinero para sus accionistas. Los directores deben considerar el impacto de sus decisiones en los accionistas, así como en los trabajadores, la comunidad y el medio ambiente. Los accionistas de una sociedad beneficiaria determinan si la empresa ha logrado un impacto material positivo, que la organización define de antemano.

Con información del LA Business Portal

Compartir

Acerca del Autor