Errores legales comunes de los nuevos empresarios

0

Por qué es importante que los nuevos empresarios no ignoren los asuntos legales en torno a su negocio 

Un nuevo negocio requiere de trabajo constante, razón por la que muchos nuevos empresarios dejan de lado los aspectos legales porque no saben cómo afrontarlos o porque sencillamente no tienen riempo para atenderlos.

Pero tenga en cuenta que dejar esos errores legales a la deriva puede generar en problemas más serios y costosos.

Según una nota publicada en business.com, los errores legales más comunes que cometen los nuevos empresarios son los siguientes.

1. No darle una entidad legal al negocio. Formar una corporación es un paso esencial en el camino hacia el éxito empresarial. Puede proteger a una empresa de responsabilidades legales y proporcionar beneficios fiscales específicos.

Pero a pesar de los beneficios que conlleva una entidad legal para su negocio, también requiere cierto grado de responsabilidad y costo. Por lo tanto, un emprendedor debe preguntarse si está listo para realizar ese cambio. Su negocio debería haber avanzado más allá de la etapa de la idea y tener algo ya establecido antes de que el propietario decida crear una entidad legal para su negocio.

2. No formar acuerdos de equidad. A pesar de que el futuro puede ser incierto, muchos nuevos empresarios creen que las cosas van a funcionar siempre. Aunque el optimismo es una parte importante para tener éxito, demasiada ingenuidad puede ser contraproducente. 

Para asegurarse de que todos en una empresa se mantengan en el mismo barco, a pesar de las tormentas, es importante formalizar los acuerdos de equidad desde el principio.

3. No proteger su idea de negocio. Todo aspirante a emprendedor está orgulloso de su idea. Pero si no pasa de una idea en la cabeza, ésta no pertenece a nadie. La protección contra el robo intelectual le dará una seguridad legal para seguir adelante con su negocio.

4. No cumplir con las leyes de valores. Cualquier empresa que genere cualquier cantidad de dinero debe cumplir con las leyes de valores estatales y federales. Incluso las inversiones de amigos y familiares pueden ocasionar problemas.

Como este tema es algo complicado, lo más aconsejable es tratarlo con un asesor legal con experiencia, y comunicarse con éste antes de recaudar dinero.

5. Dejar los problemas legales para después. La mayoría de los nuevos empresarios están tan ocupados en poner en marcha su negocio, que no atienden con prontitud los asuntos legales. Pero hay asuntos que no se pueden resolver más tarde. Algunos errores pueden ser tan devastadores como para derribar una compañía completa. 

Además, tenga en cuenta que obtener tarifas competitivas de expertos en temas legales por lo general cuesta menos conseguirlo al comienzo de su nueva empresa que corregir un problema más adelante.

Compartir

Acerca del Autor

!-- Quantcast Tag -->