Financiamiento para pequeñas empresas en crecimiento

0

Líneas de crédito flexibles, anticipos de efectivo y otras opciones disponibles que vale la pena considerar

El crecimiento es uno de los principales indicadores del éxito de las pequeñas empresas. Según la Small Business Administration (SBA), desde 2014 más de 500,000 empresas tienen entre 20 y 99 empleados. Estas empresas establecidas se encuentran en el extremo superior del crecimiento, pero aún no han alcanzado el umbral de ser una mediana empresa. De hecho, el 39 por ciento de las empresas en crecimiento consideran que el acceso al capital es su mayor preocupación. Es durante esta etapa que las empresas generalmente enfrentan desafíos de crecimiento.

¿A dónde pueden recurrir para obtener financiamiento? Estas tres opciones alternativas pueden valer la pena considerar.

1. Líneas de crédito. Las líneas de crédito, algunas que se pueden obtener en línea, ofrecen a las empresas establecidas en todos los sectores la flexibilidad y la comodidad del capital accesible. Una de ellas es la que ofrece la compañía Kabbage, con la que las pequeñas empresas no pagan nada por cuánto puede calificar su negocio. Esta opción ofrece acceso a líneas de crédito de hasta $250,000. Las empresas pueden tomar la cantidad que necesiten de la línea de crédito cuando lo necesiten, sin cargos ocultos o multas por pago anticipado.

2. Anticipos en efectivo para comerciantes. Algunas empresas establecidas recurren a un anticipo en efectivo para comerciantes (MCA) debido a que tienen calificaciones de crédito más bajas, no tienen suficientes activos como garantía, porque necesitan financiamiento a corto plazo o por los términos flexibles de amortización.

Esencialmente, un MCA es un anticipo de los futuros pagos con tarjeta de crédito. El anticipo en efectivo es decidido por la compañía de financiamiento, con el monto específico que se devuelve en su totalidad, más honorarios e intereses.

Con este tipo de anticipos, los prestatarios pagan un porcentaje determinado de las ventas de su tarjeta de crédito y realizan pagos cada vez que reciben pagos con tarjeta de crédito de los clientes.

3. Factoraje de cuentas por cobrar. Se trata de otra opción de financiamiento que las empresas establecidas usan en lugar de los préstamos bancarios. El factoraje es la sesión de cuentas por cobrar a una compañía de financiamiento a cambio de efectivo inmediato.

Este procedimiento ayuda a las empresas a recibir efectivo mucho más rápido en vez de esperar a que los clientes paguen sus facturas. La compañía de financiamiento, le paga al negocio la mayor parte de la factura por adelantado. Una vez que la empresa recibe el pago del cliente, envía esos fondos a la compañía de factoraje que, a su vez, luego paga el porcentaje restante al negocio.

Con información de Brandpoint

Compartir

Acerca del Autor

!-- Quantcast Tag -->