Guerra abierta por la televisión en internet

0

Google, Apple, Netflix y Hulu llevan meses de tira y afloja con Hollywood por posicionarse en el mercado de la televisión online, un salto inminente que está amenazando a la televisión por cable.

No es una guerra explícita, pero las espadas están en todo lo alto. Y el objetivo no es otro que la nueva forma de ver televisión en los hogares estadounidenses, a través de internet en el ordenador y gratis, si es posible, aunque con la esperanza de sacarle tajada con alguna forma de publicidad o servicio de suscripción.

Tanto Google como Apple planean ofrecer modelos paralelos y con similitudes, liberalizando contenidos en la red o a través de una caja que conecte el televisor con internet, sin restricción de horarios y con flexibilidad en cuanto a cuotas fijas, lejos de la imposición de contenido que el espectador generalmente no consume y por donde están empezando a llegarle los problemas a las compañías de televisión por cable.

En la actualidad, millones de hogares de costa a costa siguen funcionando con la opción tradicional, la del paquete televisivo que ofrece una media de 150 canales por una cantidad que oscila entre los 60 y los 120 dólares, un modelo que el mes pasado registró su primer descenso de suscriptores, encendiendo todas las alarmas.

Esa hipotética debacle que algunos le vaticinan al actual modelo podría golpear a Hollywood con fuerza, que en la actualidad recibe gran parte de sus ingresos por canales como TBS o TNT, por citar algunos. Pero algunos expertos aseguran que eso no ocurrirá todavía, y que el modelo de la televisión por internet será una lenta transición hacia un estilo más razonable donde se pueda integrar la experiencia de navegar por la red con ver televisión. Todo radica en quién se mueva mejor y más deprisa.

“El primero que se lleve el primer dólar de cualquier nuevo ecosistema será el más poderoso de todos”, asegura Jonathan Taplin, profesor de comunicación de la Universidad del Sur de California (USC). “Y en estos momentos, no hay motivo para no pensar que Apple, Google y quizá Facebook y quizá Netflix no se llevarán un gran pedazo de este pastel cuando esté establecido”.

Aunque, según Taplin, necesitarán de la colaboración de Hollywood para tener acceso a contenido de calidad, algo que cree que no será fácil por la resistencia histórica a nuevos modelos desde la meca del cine. “En Hollywood se pasan la vida preocupándose por la ‘canibalización’ de sus productos, y pasan tanto tiempo dándole vueltas a eso, que les daña la habilidad para enfocarse en los nuevos sistemas que están por llegar”.

Pese a todo, cree que la mayoría de los estadounidenses “todavía no están dispuestos a abandonar su cable porque todavía les interesa mucho ver fútbol americano en directo”.

Mientras continúa la especulación sobre lo que puede pasar, Google ya ha anunciado un servicio de películas y vídeos a la carta a través de una de sus páginas más populares, Youtube, con la idea de atacar a un poderoso rival como Netflix, fuertemente posicionado con 10 millones de suscriptores en todo el país y después de haber empujado a la bancarrota a su mayor rival: Blockbuster.

Y Apple TV no se ha quedado atrás con la última actualización de su pequeña cajita negra, el receptor digital multimedia que permite reproducir contenido multimedia en una televisor de alta definición. Los tentáculos de la revolución de Steve Jobs cada vez copan más oferta de películas y series, con la visión clara de que el futuro pasa por la conexión entre televisión e internet.

Dirija sus comentarios a pscarpellini@elclasificado.com.

Compartir

Acerca del Autor

Pablo Scarpellini

Periodista y mucho más. Editor jefe de El Clasificado, Su Socio de Negocios y lo que me echen por delante. Abierto a todo tipo de interrogantes. Madrileño y barcelonista. Sígueme en Twitter@pscarpe