La brillante colaboración entre empresas y graduados

0

4 formas en que las empresas pueden colaborar con el sector educativo para ayudar a que los estudiantes tengan éxito en sus carreras

La tasa de graduaciones en Estados Unidos se encuentra en su punto más alto, esto podría traducirse en que los empleadores tienen una gran cantidad de candidatos calificados para contratar. No es así, muchos reclutadores están descubriendo que estos recién graduados no están preparados para tener éxito en la fuerza laboral.

Si bien es cierto que muchos estudiantes se están graduando con habilidades técnicas, les faltan las llamadas “habilidades blandas”. Estas habilidades, desde la comunicación profesional y el pensamiento crítico hasta la colaboración y la administración del tiempo, son consideradas críticas por los empleadores, aunque históricamente no se ha considerado una prioridad enseñarlas.

Un reporte reciente encargado por la Cámara de Comercio de EEUU Y AVID (Advancement Via Individual Determination) –organización educativa sin fines de lucro que equipa a los estudiantes con las habilidades necesarias para tener éxito en la universidad y sus carreras–, destaca las recientes asociaciones entre los sectores empresarial y educativo para hacer frente a esta brecha de habilidades.

“El reporte ofrece recomendaciones prácticas para que las empresas tengan un impacto y describe pasos estratégicos implementados con éxito en todo el país por empresas como Nike, Ernst & Young, Wegmans, Wynn Las Vegas, y el Consejo Educativo del Norte de Kentucky.

Un número creciente de empresas se está enfocando en la educación de los estudiantes como parte de su estrategia comercial. Al equipar a los estudiantes con las habilidades para el éxito en el lugar de trabajo, fortalecen su talento y crean valor compartido. Las siguientes ideas obtenidas del reporte ofrecen enfoques exitosos de colaboración entre los sectores educativo y comercial para ayudar a los jóvenes a prepararse mejor para sus carreras.

1. Soluciones para el salón de clases. Invertir en soluciones para el aula faculta a los maestros para ayudar mejor a los jóvenes a desarrollar las habilidades que necesitan en la escuela, el trabajo y la vida. El acceso a la capacitación práctica sobre metodología para los educadores es vital. Los empleadores pueden ayudar asegurando que los maestros y administradores de las escuelas locales tengan acceso a programas probados de desarrollo profesional de organizaciones educativas sin fines de lucro.

2. Tutoría para la preparación universitaria y profesional. Las empresas pueden movilizar a los empleados para que guíen a los alumnos en función de un plan de estudios de preparación universitaria y profesional. Los defensores de estos programas de tutoría dicen que mejoran la satisfacción y la retención de los empleados; fortalecen la cartera de talentos y contribuye a que las comunidades prosperen.

3. Adoptar una escuela. Al adoptar una escuela o distrito escolar específico, las empresas generalmente identifican y se comprometen a satisfacer un conjunto de necesidades, que va desde tutoría hasta subvenciones específicas para programación e instalaciones.

4. Aprendizaje basado en el trabajo. En lugar de ofrecer únicamente pasantías tradicionales para estudiantes universitarios, las empresas pueden asociarse con escuelas preparatorias para establecer programas de aprendizaje de pre-empleo, diseñados para enseñar a los estudiantes las demandas de un trabajo real.

Con información de Brandpoint

Compartir

Acerca del Autor