Las mejores inversiones de la década

0

¿Qué hubiera pasado si hubiera invertido 1.000 dólares en Netflix o en Amazon hace diez años?

Hay dos formas de plantear este asunto: como instrumento de autoflagelo por no haber actuado antes, o como motivación de cara a un futuro en el que se ponga en marcha, finalmente, el tan ansiado plan de inversiones que muchos llevan años contemplando. Se trata de un simple ejercicio de especulación y de un mero hecho matemático al mismo tiempo, la pregunta de qué hubiera pasado si se hubieran invertido 1.000 dólares en distintos valores del mercado hace 10 años.

La diatriba la plantea el portal How Much, asumiendo que el inversor hubiera entrado en el mercado hace una década y no hubiera vuelto a vender hasta hoy, tan solo cobrando dividendos con las acciones que optan por esa opción para incentivar a sus accionistas, pero sin reinvertir las ganancias en más títulos de esa misma compañía.

El resultado es el fiel reflejo de la evolución de la economía estadounidense en los últimos diez años, marcada por el gran fenómeno tecnológico que se sigue gestando en Sillicon Valley. Así pues, la clara y absoluta ganadora de esta competencia virtual es Netflix. Si usted hubiera puesto sus 1.000 dólares en la empresa del logo rojo, una cantidad modesta para casi cualquier bolsillo, tendría hoy 51.996 dólares, un importante ahorro.

Hay que pensar que los títulos de la compañía con sede en Los Gatos valían 3.30 dólares el 30 de noviembre de 2007, hace justo diez años, y que hoy se mueven en los 187 dólares, multiplicando su valor por más de 50. Todo por su apuesta por el videoclub en casa primero a través del correo regular —que acabó con monstruos como Blockbuster—, después por el streaming, y posteriormente por el contenido propio. Hoy es el rey indiscutible de internet cada noche en Estados Unidos.

El segundo puesto de la lista en el tema de las inversiones es para la creación de un visionario, Jeff Bezos, el hombre que fundó Amazon en julio de 1994, y que hoy es el hombre más rico del planeta, con una fortuna que roza los 100.000 millones de dólares. Las ganancias para los inversores de 1.000 dólares hace diez años hubiera sido de 12.398 dólares, una acción que subió como la espuma a finales de los 90 y que se desinfló con el resto de los títulos de la llamada burbuja tecnológica.

En la actualidad, anda rondando la barrera de los 1.200 dólares empujada por el mejor día de ventas en la historia de la compañía, el pasado Cyber Monday. Su dominio del mercado de ventas por internet es absoluto. Por eso Warren Buffett, el oráculo de Omaha, describe a Bezos como “el más importante hombre de negocios de nuestra era”.

La tercera acción de la lista también es tecnológica, Apple, del desaparecido genio Steve Jobs, que hubiera generado 6.228 a un inversor en diez años. El lanzamiento de aparatos como el iPhone, el iPad o el iPod revolucionaron el mercado. Aún hoy, el iPhone, en su versión X, sigue siendo la gran sensación del momento.

Tras esos gigantes, el portal analiza compañías como Starbucks, Nike, McDonald’s o Disney, todas ellas dando ganancias en los últimos años, pero a menor nivel.

En la cola del gráfico están los grandes clásicos del mercado estadounidense como Coca-Cola, Pfizer o General Electric, compañías que solían ser los pilares de la economía americana y que se perciben hoy en Wall Street como viejos elefantes. Su atractivo reside en su solidez y en el pago de dividendos, aunque el retorno de inversión nunca fue muy explosivo. Los 1.000 dólares invertidos en Coca-Cola serían hoy 1,489, y en el caso de Pfizer 1,425, poca cosa para tan larga espera.

El caso de General Electric es aún más sangrante, la única del gráfico que da pérdidas —de más del 50 por ciento, además— tras una década. De los 41 dólares que valía en octubre de 2007 ha pasado a moverse en 18, una debacle de la que no ha conseguido recuperarse todavía. Todo ello en un momento de profundos cambios estructurales y tras el anuncio reciente de un importante recorte al dividendo que paga a sus accionistas.

En cualquier caso, la lectura es muy positiva para los que apostaron por el mercado hace 10 años y una señal de lo que se puede lograr eligiendo nombres sólidos a futuro para hacer inversiones. Habrá que estar pendiente de la siguiente genialidad desde Sillicon Valley.

Compartir

Acerca del Autor