Cómo las mujeres pueden ser mejores negociadoras

0

Las mujeres ya poseen muchas habilidades que las hacen negociadoras naturales y efectivas, y con la práctica pueden mejorar esas habilidades

Un buen negociador o negociadora puede conseguir ventajas y beneficios que, de otra manera, se quedarían en simples expectativas. Sin embargo, los nuevos hallazgos de una encuesta de la Universidad de Phoenix encontraron que, mientras que casi el 60 por ciento de los hombres se sienten cómodos negociando su salario, solo el 42 por ciento de las mujeres dicen lo mismo.

“No negociar bien puede tener un impacto significativo en las ganancias de las mujeres, ya que podrían dejar sueldos adicionales en la mesa que se acumulan en el transcurso de su carrera”, comenta un especialista en este tema.

Consejos que las mujeres pueden usar para mejorar sus habilidades de negociación

1. Conozca el valor de lo que usted hace mejor: Conozca sus fortalezas y cómo sus experiencias pueden beneficiar a la organización. Todo lo que traiga a la mesa de negociación es parte de su vida, ya sea que recién se haya graduado de la universidad o que esté a la mitad de su carrera. Observe y adapte su enfoque en función de su situación.

2. Investigue: La investigación es un aspecto importante del proceso de preparación de la negociación. Por ejemplo, al negociar un trabajo o un salario, prepárese con evaluaciones de la industria sobre cómo se compensa a las personas con experiencia similar a la suya y para ese tipo de puesto, y qué los califica para recibir ese nivel de compensación. También investigue otros beneficios tales como vacaciones, trabajo desde casa u otros beneficios que podrían usarse como una herramienta de negociación.

3. Practique y obtenga retroalimentación: Las personas subestiman cuánta preparación se requiere para negociar. Desarrolle y revise sus puntos de conversación y practíquelos con un amigo o colega que pueda proporcionar comentarios honestos.

4. Sea flexible: Personalice la situación según las personas con las que hablará. Al aprender todo lo que pueda sobre ellos y su rol dentro de la compañía, puede evaluar cómo reaccionarán ante usted y cómo quieren que reaccione ante ellos.

5. Escuche: Escuchar es una habilidad crítica en la negociación. Asegúrese de escuchar lo que le ofrecen; lo último que quieres hacer es hablar de más y quedar fuera de un buen trato.

6. Sea asertivo, no agresivo: El tono y la presentación son también factores importantes en la negociación; no es lo que dice, sino cómo lo dice. Mantenga la calma y presente su punto de vista sin exaltarse.

Cuando llega el momento de la negociación, considere lo siguiente

1. No sea muy emocional. Mostrar pasión sin ser excesivamente emocional es un buen enfoque. Practique mantener una cadencia y tono constantes, y controle cualquier temblor en su voz.

2. No lo lleva al plano personal. Su gerente le dará un aumento debido a sus logros laborales y no debido a su situación personal. Eso significa que su alquiler, la próxima hipoteca, la cantidad de hijos y otros asuntos similares no deberían formar parte de la conversación. Su trabajo, experiencia profesional y logros deben ser el tema principal.

3. No se inquiete. Mantenga contacto visual y siéntese quieta. Los movimientos bruscos o repentinos pueden hacerle parecer nerviosa y menos segura.

Con información de NAPS

Compartir

Acerca del Autor