Cómo manejar las crecientes tasas de interés en 2018

0

Los aumentos en las tasas de interés afectarán la factura de su tarjeta de crédito, el pago del automóvil y la línea de crédito con garantía hipotecaria

El banco central de la nación –la Reserva Federal– elevó las tasas de interés en un cuarto de punto. Se espera que la Fed suba las tasas al menos dos veces más este año en la misma cantidad. Eso afectará muchas de sus finanzas, incluida la factura de su tarjeta de crédito, el pago del automóvil y la línea de crédito con garantía hipotecaria. Pero no hay que entrar en pánico, las tasas seguirán siendo inferiores a los promedios históricos y usted puede eliminar el impacto de las tasas más altas, o disminuirlas, con una planificación cuidadosa. Además, puede aprovechar las mayores tasas de interés en las cuentas de ahorro.

El alza del 21 de marzo aumentó la tasa básica de la Reserva Federal en un 0,25 por ciento a entre un 1,5 por ciento y un 1,75 por ciento. Así se verá reflejado su impacto.

Tarjetas de crédito

“Estos aumentos serán transferidos a su tasa de tarjeta de crédito casi de inmediato, pero difícilmente se sentirá si tiene un saldo bajo”, explica Robert Frick, economista corporativo de Navy Federal Credit Union. Por ejemplo, por cada $1,000 en deudas de tarjetas de crédito que tenga, cada alza de tasas agregará $2.50 por año. Al final del año (suponiendo tres alzas), eso significa $7.50 adicionales anuales en ese mismo saldo de $1,000. Sin embargo, Frick observa que la deuda promedio de la tarjeta para los hogares con saldo de tarjeta de crédito es de aproximadamente $15,600, “lo que equivale a $117 adicionales por año en los cargos por intereses”.

Si su saldo es así de alto, podría considerar estas alzas de tasas como una llamada de atención. Si la tasa de su tarjeta de crédito es el promedio (15 por ciento), probablemente ya esté pagando $2,340 por año en pagos de intereses. Por lo tanto, considere buscar una tarifa más baja: incluso un punto porcentual más bajo puede ahorrarle más que las alzas de tasas de la Fed este año.

Plusvalía de su vivienda

Las líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOC, por sus siglas en inglés) –préstamos basados ​​en el capital de su casa– también son variables y aumentarán junto con las alzas en las tasas de la Reserva Federal. Actualmente, estas tasas comienzan en menos del 5,7 por ciento en promedio, pero probablemente superarán el 6 por ciento con las alzas de la Fed antes de fin de año.

“Saque un HELOC, pague sus tarjetas de crédito y ahorre cientos de dólares en pagos de intereses. Solo asegúrese de no dejar alto el saldo de la tarjeta de crédito otra vez”, dice Frick.

Préstamos para autos

Si ya tiene un préstamo de auto y su tarifa es fija, no tiene que preocuparse por las alzas. Sin embargo, si está comprando un auto, las alzas de la Fed aumentarán las tarifas. Dicho esto, las tasas de préstamos para automóviles varían bastante dependiendo de su crédito y qué tipo de trato puede obtener de su banco o cooperativa de crédito. El aumento en las tasas tiene un efecto pequeño sobre el interés total que paga en el préstamo en comparación con estas otras variables, sin mencionar el plazo de su préstamo y cuánto paga por el automóvil.

Hipotecas

Las alzas de la Fed no afectarán directamente las hipotecas de tasa fija. Estas están ligadas a la tasa de los bonos del tesoro a 10 años, que está controlada principalmente por la oferta y la demanda en los mercados financieros. Sin embargo, la tasa del Tesoro a 10 años ya ha subido este año, y muchos analistas esperan que siga subiendo. Las tasas hipotecarias a treinta años han promediado alrededor del 5,6 por ciento en los últimos 20 años, y ahora están por debajo del 4,5 por ciento.

Aquí hay otro consejo de Frick: “No debe permitir que la perspectiva de un aumento en las tasas hipotecarias lo lleve a comprar una casa rápidamente. Hay tantos factores a considerar en una compra tan importante”. Pero para darle una idea aproximada del efecto de las tasas, un préstamo hipotecario de $200,000 al 4 por ciento, resulta en un pago mensual de $955 (capital e intereses). Un préstamo del 4.5 por ciento por la misma cantidad es de $1,015, o un extra de $58 por mes.

Si ya tiene una hipoteca de tasa variable, puede esperar que su tasa aumente junto con las alzas de la Fed.

Ahora, las buenas noticias

El aumento de las tasas significa que obtendrá más dinero en cuentas de ahorro bancario, cuentas del mercado monetario y certificados de depósito. Las tasas de ahorro también están en movimiento. Cuando hace un año los ahorradores estaban agradecidos por un aumento de un décimo de punto porcentual o menos, ahora puede encontrar las tasas de algunos productos saltando un 0.3 por ciento, 0.4 por ciento o más. Frick señala que las tasas de certificados de depósito están comenzando a aumentar y crecerán en 2018. “Otros productos de ahorro no están subiendo tanto y los aumentos provienen principalmente de uniones de crédito y bancos en línea, con los bancos comerciales rezagados”, dijo.

Por último, Frick recomienda esta estrategia de ahorro: “No se comprometa con un solo certificado de depósito de duración, a menos que cumpla un objetivo específico. Compre varios CD y escalone los términos, para que pueda reinvertir regularmente a medida que suben las tasas”.

Con información de Brandpoint

Compartir

Acerca del Autor