Tres formas de aprovechar el reembolso de impuestos

0

Antes de gastar completamente el dinero del reembolso de impuestos, lo mejor es planear una estrategia para que rinda mejor o se multiplique

Por Marines Duarte, experta en estilo de vida y vocera de TurboTax

Muchos contribuyentes esperan con ansias la llegada de su reembolso de impuestos para comprar cosas que los harán sentirse bien, pero solo por un rato. Para no derrochar ese dinero, hay formas de hacerlo rendir en cosas necesarias o que le pueden generar cierto tipo de ganancias. Entre ellas podemos mencionar tres ejemplos:

1. Pagar deudas. Es importante ser consciente de que lo que compra a crédito le sale más caro de lo que piensa, cuando se calculan los intereses pagados. Pagando el mínimo en sus tarjetas de crédito, por ejemplo, puede resultarle cada vez más difícil pagar lo adeudado, y a largo plazo, su puntaje de crédito también se verá afectado. Es importante saber que mientras más intereses uno paga, más nos cuestan a largo plazo. Por esta razón, destinar parte del reembolso a cancelar las deudas generadas por compras con tarjetas es una de las mejores decisiones que podemos tomar y nos permitirá dar un paso más hacia la independencia financiera.

2. Ahorrar. Tener siempre un colchón para su tranquilidad es clave. Este debe de ser de por lo menos 6 meses de sus gastos fijos. Es normal que haya épocas donde las cosas no fluyan como quisiéramos o planeemos, muchos pasamos por crisis económicas, pérdida de trabajo o una emergencia. El tener este colchón le dará paz mental e incluso le ayudará a salir de apuros. Ahorrar también le permite aprovechar oportunidades de inversión que se presenten, lo cual le ayudará a prosperar en sus negocios o ingresos. Ahorrar dinero es esencial para la estabilidad financiera de una familia, aunque sabemos que encontrar maneras de ahorrar de forma constante durante todo el año puede ser un reto. El reembolso de impuestos provee una oportunidad de ahorrar una vez al año, pero es un buen comienzo. Es importante buscar maneras de hacerlo todos los días y cuanto más dinero podamos contribuir cada mes, ¡mucho mejor!

3. Invertir. Aunque esto debe ser un paso secundario al pago de deudas y el ahorro, muchas veces podemos tomar un riesgo e invertir el dinero para emprender un nuevo negocio o mejorar el que ya tenemos y así ganar más dinero. Esta acción debe ser cautelosamente analizada, no debe ser una reacción impulsiva y mucho menos tomada bajo presión. Debemos analizar las maneras en las que podemos prosperar. Por ejemplo, si tiene un negocio de postres y crear una página web para vender en línea o hacer publicidad le podría llevar a otro nivel en ingresos o estabilidad financiera, vale la pena pensar en invertir parte de su reembolso.

Compartir

Acerca del Autor