Tres pasos para corregir la visión y el propósito de una empresa

0

Un líder de negocios necesita entender que su éxito final comienza con lo que sucede al interior de la organización

Si una empresa de cualquier índole desea mantener a flote un barco que se está hundiendo, alguien debería sumergirse hasta encontrar cuál es la cultura de la empresa y solucionar el problema, dice Brad Deutser, presidente de Deutser LLC, una consultora que asesora a líderes y organizaciones que se enfrentan a procesos de transición, crecimiento o crisis.

“Cualquier líder de negocios necesita entender que su éxito final comienza con lo que sucede en el interior de la organización”, dice Deutser. “Si la gente dentro de la empresa no está alineada y en sintonía con los valores y la visión de la compañía, y sus objetivos, entonces el resultado va a ser de confusión y agitación, algo que terminará por afectar el rendimiento general de la compañía”.

El experto dice que se requiere de mucho trabajo para corregir las cosas que van mal, pero que estos tres pasos son los más importantes:

1. Debe esforzarse para crear claridad en las prioridades de la empresa. Deutser dice que el ingrediente más crítico para lograr el éxito del negocio es la claridad, y que esto incluye la claridad en la visión y el propósito de la compañía, así como establecer claramente cuáles son los roles de las personas involucradas para que esto se lleve a cabo. Si los líderes no son claros en las metas que tienen para un negocio u organización, entonces los encargados de lograr esos objetivos tienen menos probabilidades de tener éxito

2. Mantenga el positivismo. El especialista cree que mantener una atmósfera optimista es esencial para la cultura de una empresa. “Usted quiere que sus empleados sean felices”, dice. “Si usted puede encontrar una manera de alentar una actitud y una actitud positivas, los empleados estarán más motivados y desempeñarán mejor su trabajo”.

3. Busque lo que está bien en la empresa. Cuando las empresas quieren mejorar, por lo general se centran en lo que está mal o lo que no sirve. Simplemente parece tener sentido abordar de frente cualquier dificultad que haya surgido. Pero Deutser dice que el enfoque debe ser diferente. La pregunta no debe ser: ¿Qué estamos haciendo mal? Debería ser: ¿Qué estamos haciendo bien? Si usted entiende en qué áreas la cultura de la empresa está haciendo lo correcto, puede duplicar esas prácticas en las áreas donde están los problemas.

“Casi cualquier compañía encontrará un tramo accidentado en algún punto del camino”, dice Deutser. “Cuando eso suceda, puede ser el momento de explorar su visión y su cultura, re-evaluar cómo funciona y volver a imaginar cómo podría ser en un futuro”.

Con información de News and Experts

Compartir

Acerca del Autor

José Francisco Sánchez

Editor de El Clasificado, Su Socio de Negocios, El Punto y anexas. Defeño de nacimiento al que le gusta la lectura, el fútbol y el aire libre. También la hace de reportero, corrector de estilo y traductor de textos al español.