4 señales de que sus empleados trabajan demasiado

0

Trabajar de forma exagerada puede afectar la productividad, la salud y hasta la estabilidad familiar de los empleados

La pregunta que muchos empleadores se hacen es cómo aumentar la productividad de sus empleados o cómo los pueden motivar para que hagan más o trabajen más tiempo. Pocas veces se preguntan si no trabajan demasiado.

No es raro que a los buenos empleados se les pida cada vez más tareas; esto puede ser contraproducente, ya que podrían terminar abrumados y pensar seriamente en buscar otro trabajo.

Por otro lado, una carga exagerada de trabajo puede generar problemas de salud, aumento de estrés, lesiones laborales y hasta inestabilidad familiar.

De acuerdo a estudios recientes, trabajar más de 50 a 55 horas en una semana laboral está relacionado con problemas de salud, una menor productividad y un mayor consumo de alcohol.

La cantidad de trabajo que una persona puede realizar depende de varios factores, como la situación familiar del individuo, su edad y su estado de salud.

Para saber si se le está imponiendo demasiada presión o carga de trabajo a uno o más empleados, los expertos sugieren observar las siguientes señales advertencia:

1. Trabajan noches, madrugadas y fines de semana. Para descubrirlo, obtenga información sobre la hora que sus empleados llegan y salen del trabajo. Si nota un aumento considerable en las horas, puede ser el momento indicado para hacer una evaluación de la carga de trabajo que les está siendo asignada.

Por supuesto, hay ocasiones en que, dependiendo del tipo de negocio, puede ser válido que los empleados trabajen horas adicionales (por ejemplo, los contadores durante la temporada de impuestos).

2. Descuidan compromisos familiares por culpa del trabajo. Este es un claro indicador de que los empleados se sienten sobrecargados de trabajo. Hay muchos casos en que el empleado mejor opta por dejar su trabajo para buscar otro que le ofrezca más flexibilidad en ese aspecto.

3. Se muestran más emocionales. Las personas que trabajan demasiado se irritan fácilmente por lo mismo o porque tal vez estén durmiendo menos. Otras emociones que pueden aflorar son el resentimiento y la sensación de que su trabajo no es lo suficientemente valorado.

Una buena medida para combatir esta situación es mostrarles a los empleados el valor que aportan a la organización.

4. Bajan la calidad de su trabajo. A medida que los empleados trabajan más tiempo, pueden hacerlo en tareas que cada vez son más insignificantes. Se ha comprobado que las personas que solo trabajan el horario requerido son más productivas. Si nota que los errores van en aumento, considere la carga de trabajo del empleado y las horas trabajadas como la posible causa.

Si ve alguna de estas señales en su equipo de trabajo, sabrá que es hora de hacer algunos ajustes.

Con información de entrepreneur.com

Compartir

Acerca del Autor