Encontrar el socio adecuado, una decisión capital

0

Personas dandose la mano

Al existir un socio, se reparte el riesgo de la compañía y se puede obtener aporte financiero

Encontrar el socio adecuado para su negocio puede ser una de las tareas más complicadas de su vida empresarial. Si funciona la estrategia, puede ser una de las mejores inversiones posibles para su compañía, aunque no siempre es fácil lograrlo y el efecto contrario también puede ser devastador.

Al existir un socio, se reparte el riesgo del negocio, ya que dos o más comparten la situación de aportar capital. Además, desde el punto de vista del negocio, hay mayores posibilidades de innovación y creatividad, ya que dos o más personas tienen más ideas que una sola. Por otra parte, es posible compartir las tareas de la gestión y no se concentra todo el accionar en una persona, lo que conlleva mayor desgaste y estrés. Para ello, agrega, es importante visualizar las competencias que tiene cada socio y que cada uno se dedique a lo que mejor sabe hacer o donde tiene mayores capacidades.

No obstante, al formar sociedades pueden surgir algunas dificultades. Es posible que existan más conflictos a la hora de tomar decisiones, ya que hay que ceder o llegar a un consenso. Además, las utilidades se reparten entre más personas.

¿Cómo evitarlo? A la hora de elegir un socio, se recomienda fijarse en algunos aspectos básicos:

  • La persona que esta buscando debe tener experiencia en los negocios, ya sea administrando o como empresario.
  • Debe sentir que con esa persona se puede dialogar con confianza, es decir, que exista “química” entre usted y su socio, para lo cual deben conocerse las virtudes y los defectos de cada uno.
  • La persona que elija debe comprometerse con el trabajo, y capaz de entregar lo mejor de sí en todo momento.

Uno de los errores más comunes es elegir un socio ya sea por su disponibilidad de capital, por amistad o por relaciones familiares. Es importante priorizar su capacidad de trabajo y compatibilidad…

Una vez que ya ha escogido su socio, el segundo desafío consistirá en hacer funcionar la sociedad con éxito. Esto, ya que muchas sociedades con el tiempo se desintegran por diversos factores.

Piénselo bien y recapacite para acertar en una decisión tan importante.

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN