5 razones para solicitar beneficios por discapacidad

0

Conozca las causas y enfermedades por las que los trabajadores pueden obtener beneficios por discapacidad mientras se recuperan

Más de 155 millones de trabajadores estadounidenses están asegurados por una discapacidad a través del programa de Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI).

Afortunadamente, muchos trabajadores experimentan una larga carrera laboral sin problemas médicos. Pero para aquellos que experimentan una condición de salud crónica, una lesión o una crisis médica repentina, el SSDI está para ayudarlo. Se estima que menos de 1 de cada 3 trabajadores en EEUU tiene seguro de discapacidad privado, lo que significa que su principal medio de apoyo, si experimentan una condición que les impida trabajar, es el SSDI.

Las condiciones de salud tales como enfermedades del corazón, cáncer, artritis, derrame cerebral y diabetes tipo 2 se encuentran entre las enfermedades crónicas que pueden interrumpir el tiempo de trabajo de alguien. Los problemas de salud graves y repentinos incluyen ataque cardíaco, aneurisma, lesión cerebral traumática o lesión de la médula espinal, y el tiempo de recuperación puede ser de un año o más.

Estas circunstancias extremas son cuando el programa SSDI es más vital para los ex trabajadores y se convierte en lo más importante. Obtenga más información en TrueHelp.com. De hecho, el receptor de SSDI promedio ha trabajado 22 años antes de que ocurra una discapacidad y solicite SSDI.

Razones para solicitar beneficios de seguro por discapacidad

1. Ingresos económicos. De ser aprobados, los solicitantes de beneficios por discapacidad recibirán importantes ingresos mientras se recuperan de su problema de salud. Para algunas personas, una crisis de salud puede requerir 2, 3 o 4 años de tratamiento y rehabilitación para alcanzar la estabilidad antes de volver al trabajo. Sin la capacidad de obtener ingresos, el programa SSDI se convierte en un apoyo financiero vital. En 2019, el beneficio mensual promedio para un trabajador discapacitado es de $1,234, que es de aproximadamente $ 14,800 por año. Para un trabajador discapacitado con una familia, aumenta a $2,130 por mes, o $ 25,560 por año.

2. Seguro de salud para necesidades médicas. Otro beneficio crucial para las personas que solicitan beneficios por discapacidad del Seguro Social es la cobertura de atención médica a través de Medicare. Las personas que están aprobadas para recibir beneficios serán elegibles para Medicare 24 meses después de que comiencen sus beneficios en efectivo de SSDI. El acceso a la atención médica es especialmente vital para las personas con discapacidades que se enfrentan a afecciones crónicas de salud y enfermedades degenerativas, ya que se requiere un tratamiento continuo y puede ahorrarle a sus familias el tremendo gasto con este beneficio.

3. Protección de sus beneficios de jubilación. Muchas personas pueden descubrir una protección importante solicitando beneficios por discapacidad, lo que se denomina “congelamiento de la jubilación”. Es posible que tenga en cuenta que la SSA hace un seguimiento de sus ganancias reportadas a lo largo de su carrera laboral para calcular sus beneficios de jubilación del Seguro Social. Esto incluye los años en que no trabaja debido a una discapacidad: esos años se cuentan como $0 en ganancias. Sin embargo, si solicita SSDI y se aprueba, esto significa que los años con $0 de ganancias no se incluyen en su beneficio de jubilación, con el potencial de recibir más en la jubilación como resultado.

4. Protección de ingresos por discapacidad a largo plazo. La mayoría de los planes de seguro por incapacidad a largo plazo (LTD) están diseñados para integrarse con SSDI, de modo que los trabajadores participantes se beneficien de primas de LTD más bajas. Esto también significa que las personas pueden beneficiarse del acceso inmediato a los ingresos después de una discapacidad con su cobertura de LTD y luego recurrir al SSDI como otra fuente de apoyo, incluidos los ingresos, Medicare y otros beneficios del programa.

5. Apoyo para volver al trabajo. Las personas pueden acceder a una serie de incentivos importantes cuando son aprobadas para recibir beneficios de SSDI. Estas protecciones incluyen un período de trabajo de prueba, que es de 9 meses en el transcurso de 60 meses (o 5 años) para tratar de trabajar y ganar tanto como pueda y aún recibir los beneficios de SSDI. Después de este período, tiene un período extendido de elegibilidad de 36 meses (o 3 años) para poder trabajar, ganar dinero y recibir beneficios de SSDI cada vez que sus ingresos caen por debajo de cierto nivel. Además, hay muchos otros incentivos disponibles para ayudar a aquellos que no quieren renunciar a volver al trabajo.

Es vital para cualquier trabajador que tenga un problema de salud darse cuenta de la importancia del tiempo al momento de solicitar beneficios por discapacidad. No debe esperar mucho antes de saber si es elegible o iniciar su solicitud.

Las razones de esto incluyen: Debe estar actualmente y totalmente asegurado para recibir SSDI, por lo que si espera demasiado, puede perder su cobertura de seguro. En general, debe haber trabajado 5 de los últimos 10 años (pagando los impuestos de FICA) para estar asegurado. Una segunda razón es que puede esperar mucho para la revisión de su reclamo. Tenga en cuenta que a nivel nacional, más de 800,000 personas están esperando un promedio de 595 días para recibir su audiencia de discapacidad.

Ponerse en contacto con un representante de SSDI desde el principio, con su solicitud, puede marcar la diferencia debido a la ayuda experta que recibe con su reclamo. Puede ser posible obtener beneficios más rápidamente. Muchos trabajadores confían en la familia y amigos para obtener apoyo financiero por un tiempo y demoran su solicitud para los beneficios de SSDI, pero en realidad, cuanto antes comience, mejor.

Con información de Brandpoint

Compartir

Acerca del Autor

!-- Quantcast Tag -->