Cuatro estrategias de ahorro para la familia

0

El viaje compartido para ir al trabajo y llevar un control de los gastos diarios algunas medidas prácticas para ahorrar dinero

En época de recuperación económica el ahorro es indispensable. Pero esta responsabilidad no recae únicamente en una persona, sino que toda la familia puede hacer lo propio.

Muchas familias obligadas a sacrificarse durante la crisis seguirán buscando formas de mantener más control de sus finanzas en caso de que surja otro período de dificultades económicas en el futuro. Es sensato asumir que nadie desea seguir lidiando con el desempleo, el mercado laboral inexistente y el fantasma de una ejecución hipotecaria, en el caso de aquellas familias dueñas de casa.

Si bien no se puede predecir lo que ocurrirá con la economía en el futuro, hay medidas que pueden tomar las familias para tener mayor control de sus finanzas y ubicarse en una mejor posición para enfrentar lo que pueda traerles la economía en el futuro. Por ejemplo:

1. Guarden los recibos. En la actualidad, cada vez más personas usan tarjetas de débito para sus compras diarias, in-cluyendo transacciones menores como una taza de café. Si bien esto es más conveniente, también facilita la pérdida del control de gastos. Traten de guardar los recibos de todas sus compras, no sólo las importantes. A fin de mes, revisen los recibos para determinar en cuántos gastos innecesarios incurrieron. Un análisis detallado de los recibos contribuye al con-trol de gastos en cosas de menor cuantía, pero que pueden sumarse a un gran total con el paso del tiempo.

2
. Hagan una lista de compras para el mercado. Otra tradición del pasado que aparentemente ha caído en el olvido, pero ayuda a las familias a ahorrar cantidades sustanciales con el tiempo. Los hombres y mujeres que van de compras al mercado sin una lista son más propensos a gastar más de lo que esperaban, adquiriendo alimentos que no necesitan y haciendo compras por impulso. Si tiene una lista de lo que necesita a la hora de ir al mercado, no sólo ahorrará dinero, sino que tendrá más propensión a estar menos tiempo de compras.

3.
Reexaminen su medio de transporte al trabajo. Los hombres y las mujeres podrían preferir desplazarse en sus vehículos propios para ir al trabajo. Manejar al trabajo solo es más conveniente, pero casi nunca rentable. Considere el transporte público donde esté disponible. El transporte público puede evitar el estrés de las congestiones de tráfico. Si no hay transporte público disponible, proponga a sus compañeros de trabajo viajar en el mismo coche. Ambas alternativas pueden ahorrarles a todos dinero en términos de gastos de gasolina (cuyos precios están aumentando de nuevo) añadiéndole años a la expectativa de vida del vehículo, y ayudando a aprovechar al máximo la inversión en el mismo.

4
. Reconsideren los servicios de su proveedor de televisión por cable. A pesar de que la televisión por cable fue no-vedad en otro tiempo, en la actualidad esta modalidad y el servicio de televisión por satélite es norma en los hogares de la nación. Aunque podría ser difícil imaginar un hogar sin televisión por cable o satelital, la programación web y los servicios de suscripción de DVD están facilitando que podamos ver nuestros programas favoritos sin comprometernos a un costoso servicio mensual de televisión por cable o satélite.

 

Compartir

Acerca del Autor

Redacción SSDN
!-- Quantcast Tag -->