Siete errores comunes del emprendedor

0

errores de un emprendedorIdentificar y corregir los errores le podría ayudar a alcanzar más fácil el éxito en su negocio o proyecto

Independientemente de que seas un profesional, empleado, dueño de tu propio negocio o un gran empresario, el emprendimiento es algo que te llama constantemente a dar más de lo esperado, a soñar y a luchar por objetivos grandes. Sin embargo, tener un espíritu emprendedor no te garantizará el logro de tus objetivos. Por ello, hoy te quiero dejar 7 errores comunes de todo emprendedor:

7-errores1. No definen qué significa éxito para su proyecto o negocio. Independientemente de los objetivos de tu organización, necesitas definir qué es éxito para ti en el proyecto que estás emprendiendo.
Para algunos, su objetivo en un proyecto puede ser hacer mucho dinero, mientras que para otros puede ser hacer suficiente dinero para no tener que trabajar más como empleado. Al mismo tiempo, para otra persona puede ser simplemente la vía para expresar su pasión, aprender y crecer. Es decir, el mismo proyecto o negocio, puede significar distintos objetivos para distintas personas. Tú necesitas definir el tuyo.

2. No definen cuales oportunidades van a dejar pasar. Definir lo que significa éxito para tu proyecto te llevará a decirle “no” a muchas cosas para poder decirle “sí” a otras.
Algo que vas a experimentar a medida que tu proyecto crece, es que vas a comenzar a recibir múltiples oportunidades. El gran error de los emprendedores novatos es que piensan que no pueden dejar pasar ninguna oportunidad (porque alguna de esas oportunidades podría ser el ticket de lotería que esperaban). La consecuencia de este pensamiento es que la constante activación de cada “oportunidad” trae desenfoque, ineficiencia y desgaste.
En el proceso de construcción de tu proyecto o negocio, debes definir a cuáles oportunidades le vas a decir “sí”, y cuáles oportunidades le vas a decir “no”.

3. No se mueven más allá de la familia y amigos. Este es el proceso que casi invariablemente veo en todo nuevo emprendedor:
a) Comienzan su negocio o proyecto.
b) Su familia y amigos los apoyan comprando su producto o servicio al principio.
c) Al acabarse la familia y los amigos su negocio comienza a caer.
d) Se desmotivan y renuncian.
La realidad es que necesitas ver tu proyecto o negocio mucho más allá que tu familia y amigos. Si ellos te apoyan al principio, magnífico. Si no te apoyan, magnífico también. No dependas de tu familia y amigos para el éxito de tu proyecto. Utiliza este proceso inicial para aprendizaje, pedir feedback, practicar, pero no para sostener tu negocio.

4. Son en extremo optimistas o pesimistas. Ser optimista es magnífico. Ver el futuro con entusiasmo es una cualidad que necesitamos desarrollar. Sin embargo, cuando ese optimismo empieza a cegar nuestro pensamiento realista comienzan los problemas.
Por otro lado, estar completamente dominado por nuestros miedos nos paraliza y no nos permite progresar. Estar constantemente pensando en todo lo malo que puede pasar sólo hará realidad nuestros más fuertes temores o nos llevará a la tumba con nuestros sueños sin cumplir.
Un emprendedor maduro es una persona optimista que entiende que hay que prepararse para el éxito. Y prepararse también significa tener planes alternos en caso de que el plan A no funcione exactamente como se esperó.

5. No entienden que el fracaso, las luchas y las caídas son parte fundamental del proceso. Los emprendedores novatos ven las barreras, las caídas y los fracasos como confirmaciones de que estaban equivocados, de que no son capaces o de que no era para ellos.
Los emprendedores maduros entienden que, de la misma manera que un atleta necesita sufrir para sacar lo mejor de su cuerpo, ellos necesitan pasar por las caídas, barreras y luchas para desarrollar su carácter y experiencia.

6. Están convencidos de su modelo de éxito inicial y no evolucionan. Como emprendedores necesitamos entender que lo que tuvo éxito en un momento no necesariamente funcionará para siempre. Los modelos de éxito están cambiando constantemente porque las personas, la tecnología, la cultura, etc… están cambiando constantemente.
Sin ánimos de dar a entender de que hay que cambiar los procesos y estrategias semanalmente (eso tampoco es bueno), sí es importante entender siempre a tu cliente y los cambios que están sucediendo en su vida para adaptar tu producto, servicio o modelo de negocio a su nuevo mundo.

7. Quieren hacerlo todo. Muchos de nosotros comenzamos nuestros proyectos o negocios solos. Yo he comenzado todos mis negocios completamente sólo. Esto significa que uno necesita hacerlo todo.
En el caso de mi blog y podcast, yo escribo, yo hice la página web, yo grabo, yo edito, yo compro los pasajes cuando voy a dar una charla, yo reservo mi hotel, etc. Así somos la mayoría, bien sea que comencemos un blog, un negocio por internet, un multinivel, una tienda, etc.
Con el tiempo podemos caer en el error de querer seguir haciendo todo nosotros y podemos frenar nuestro crecimiento.
Un emprendedor maduro entiende cuál es el área donde realmente agrega valor, y en el momento correcto, trae otras personas, servicios o tecnologías a su equipo para que manejen las áreas que no necesitan de él o ella.
Ésta decisión libera al emprendedor para hacer más de lo que es bueno. Gracias a este proceso de delegación, el proyecto o negocio logra crecer a nuevos niveles.

Con información de LiderazgoHoy.com

Compartir

Acerca del Autor

Victor Hugo Manzanilla

Nacido en Estados Unidos pero criado en Venezuela. Fundador de Liderazgohoy.com. Experto en temas de liderazgo, gerencia y mercadeo. Autor del libro “Despierta tu héroe interior”. Disfruta la fotografía, escribir, correr y practicar ciclismo de montaña.

!-- Quantcast Tag -->