¿Por qué las mujeres prefieren trabajar en una pequeña empresa?

0

Una encuesta reciente arrojó tres conclusiones clave que indican que las mujeres se sienten más felices y satisfechas trabajando en una pequeña empresa 

Las mujeres han aumentado constantemente su presencia en el mundo de la propiedad de pequeñas empresas en los últimos 10 años. De hecho, el número de empresas propiedad de mujeres ha aumentado un 68 por ciento desde 2007, en comparación con el 47 por ciento de todas las empresas, y las empresas propiedad de mujeres apoyan más de 7.9 millones de empleos, según una encuesta encargada por American Express.

Las mujeres tienen muchas razones para amar trabajar en una pequeña empresa, según la Encuesta de Felicidad para Pequeñas Empresas 2018 de Aflac, que encuestó a 1,000 empleados de EEUU, en organizaciones con entre 3 y 49 empleados. 87 por ciento de todos los empleados dijeron que es más divertido trabajar en una pequeña empresa, y ese número fue aún mayor entre las mujeres.

Aquí hay tres conclusiones clave de la encuesta que indican que las mujeres están encontrando carreras felices y satisfactorias en pequeñas empresas.

1. Un ambiente de trabajo muy unido y de apoyo. Uno de los beneficios claros que tienen las pequeñas empresas sobre sus contrapartes es la capacidad de crear más fácilmente culturas empresariales que hagan que todos los empleados tengan un sentido de pertenencia. De hecho, en la encuesta de este año, las empleadas calificaron el hecho de sentir que son como una familia, como la mejor parte de trabajar para una pequeña empresa.

2. Los beneficios de una mayor flexibilidad. Si bien trabajar para una pequeña empresa a menudo conlleva muchos beneficios, las mujeres mencionaron el horario flexible como el mayor beneficio (29 por ciento). Esto fue seguido de cerca por sentirse más apreciadas y sentir que sus aportaciones son importantes. Estos beneficios ayudan a explicar cómo un 91 por ciento de todos los empleados se sienten satisfechos al trabajar en una pequeña empresa.

Por el contrario, el 31 por ciento de las trabajadoras dijo que el mayor desafío de trabajar para una pequeña empresa en lugar de una grande es el salario y los beneficios. Agregar beneficios voluntarios como seguro dental, de visión, de accidentes y enfermedades críticas es una forma comprobada de ayudar no solo a los empleados a administrar los gastos médicos de su bolsillo, sino también de mejorar la satisfacción de los empleados y la retención de empleos.

3. Avances y compromisos hacia la igualdad salarial. El 78 por ciento de las empleadas de pequeñas empresas creen que reciben una compensación equitativa con sus compañeros de trabajo, y el 73 por ciento piensa que la industria de las pequeñas empresas logra el éxito cuando se trata de la igualdad salarial. Aún así, el 48 por ciento de los hombres y mujeres que respondieron reconocen que aún queda margen de mejora. En suma, estos avances indican que la comunidad de pequeñas empresas está en el camino correcto.

Con información de StatePoint

Compartir

Acerca del Autor

!-- Quantcast Tag -->