Tesla, atrapado en un conflicto de marketing

0

Tesla quiere diferenciar sus dos modelos de cara al consumidorElon Musk quiere dejar claro que el Model 3 no será su versión más lujosa pese a ser el tercer modelo que lanza al mercado

Nadie regala nada y Tesla no es una excepción. Quizá por eso se ha tomado la molestia de crear una página dentro de su portal de internet para explicar que el Model 3, su ‘low cost’ que está por ver la luz, no es, ni mucho menos, un escalón más con respecto al sedan de lujo, el Model S, con el que hizo mella en el mercado de los eléctricos por su distinción y altas prestaciones.

“Aunque será nuestro vehículo más nuevo, el Model 3 no es una ‘versión 3’ de nuestro Tesla más avanzado”, explica la compañía en su web. “Como el Model S, está diseñado para ser el más seguro de su gama”, para proceder debajo con una sencilla gráfica que explica las notables diferencias en aceleración y rango de batería de ambos modelos.

El S es capaz de alcanzar las 60 millas por hora (96 km/h) en 2,3 segundos —en su versión más avanzada— frente a los 5,6 segundos del Model 3, que cuenta con un rango de 344 kilómetros con una sola carga de batería frente a los 568 km del S.

Todo ello derivado del hecho de que el modelo que está por llegar al mercado está concebido como “un modelo de masas”, un vehículo eléctrico asequible para el consumidor medio que comenzará con un precio de 35.000 dólares y que empezará a fabricarse en julio, si todo va de acuerdo a los planes previstos por la compañía de Elon Musk.

Desde Tesla creen que el número 3 elegido y el hecho de ser el tercer modelo que comerzializan está sembrando confusión entre sus futuros clientes, puesto que parece una secuencia natural como los iPhone de Apple. Algunos esperan que el próximo vehículo sea su modelo más avanzado y a un precio popular, un idilio que no es tal.

“Vamos a ser como un disco rayado en este aspecto”, indicó el propio Musk hace unas semanas. “Realmente tenemos ser enfáticos ante un error en el que asumo plena responsabilidad”. Musk lo entiende como un fallo desde un punto de vista de marketing.

El aparente error no ha frenado, ni mucho menos, la enorme expectación por la llegada del 3. Los títulos de Tesla alcanzaron ayer un nuevo récord en bolsa tras situarse en los 335 dólares, un incremento del 69 por ciento desde el 15 de diciembre del año pasado. Es una euforia que será difícil contener.

@pscarpe

Compartir

Acerca del Autor

Pablo Scarpellini

Periodista y mucho más. Editor jefe de El Clasificado, Su Socio de Negocios y lo que me echen por delante. Abierto a todo tipo de interrogantes. Madrileño y barcelonista. Sígueme en Twitter@pscarpe