Dos de cada cinco estadounidenses sueñan con ser empresarios

0

Una encuesta internacional revela cuáles son los motivos y los principales obstáculos que tiene la gente para ser empresarios

La mayoría de las personas conocen a alguien que han soñado con dejar la rigidez de un trabajo de 9 a 5 para buscar la flexibilidad del espíritu empresarial. La mayoría no sigue ese camino, y las razones varían, incluidas las obligaciones financieras, las limitaciones de tiempo o el temor a lo desconocido.

De hecho, dos de cada cinco estadounidenses sueñan con el día en que puedan decirle a su jefe que renuncian, pero no necesariamente porque odian su trabajo, sino porque el 67 por ciento de ellos sueñan con ser empresarios, según una nueva investigación encargada por Herbalife Nutrition.

Y la gente realmente siente que sus ideas pueden cambiar el mundo: los resultados muestran que, de quienes aspiran a abrir un negocio, el 68 por ciento cree que su idea sería revolucionaria para la industria.

La encuesta entrevistó a 23,500 personas, en 24 países, incluyendo a 2,000 estadounidenses, y se observó que el sueño emprendedor es compartido globalmente.

Otros resultados de la encuesta internacional

• En todo el mundo, el 64 por ciento de los encuestados mencionaron que su principal razón para comenzar un negocio era seguir una pasión. Para los estadounidenses, esto fue seguido por convertirse en su propio jefe (59 por ciento), apoyar a su familia (51 por ciento) y querer resolver un problema/mejorar el mundo (36 por ciento).

• La encuesta reveló que el 52 por ciento de los aspirantes a empresarios estadounidenses ya han tomado medidas para abrir su negocio. Pero eso no significa que haya un camino fácil delante de ellos: con todas las barreras que enfrentan los dueños de negocios, el 81 por ciento de los estadounidenses interesados ​​en comenzar un negocio se sienten abrumados por la perspectiva.

• Y el 76 por ciento siente que nunca tendrá la oportunidad de seguir su sueño, en comparación con el 69 por ciento a nivel mundial. Curiosamente, el 67 por ciento de los estadounidenses cree que las mujeres enfrentan desafíos diferentes a los de los hombres cuando se trata de abrir un negocio, lo que incluye «desafiar las expectativas sociales, lidiar con el acceso limitado a la financiación y luchar por ser tomada en serio».

• Se encontró que la mayor barrera para el espíritu empresarial en todo el mundo era el costo inicial de abrir una empresa (65 por ciento). Para financiar los costos iniciales, los estadounidenses dicen que usarían su propio dinero (67 por ciento), seguidos por los inversionistas (36 por ciento) y el dinero de la familia (34 por ciento).

¿Dónde está la oportunidad?

A medida que el segmento de trabajos esporádicos (gig economy) está en auge, más y más personas están creando un negocio secundario para complementar sus ingresos, y eso a menudo implica la venta de productos. 

De hecho, alrededor de una cuarta parte de todos los estadounidenses, es decir, 81 millones de personas, participan en la economía de intercambio, según el Centro de Investigación Pew. De eso, un récord de 18.6 millones de estadounidenses se ganan la vida o complementan sus ingresos con ventas directas, según los últimos datos disponibles de la Asociación de Ventas Directas.

Como resultado de la flexibilidad que ofrece la “gig economy”, la venta directa está demostrando ser una opción cada vez más atractiva para las personas en busca de la oportunidad empresarial de obtener ingresos a tiempo parcial o completo. 

Con información de NAPS

Compartir

Acerca del Autor

Avatar
!-- Quantcast Tag -->