El futuro financiero de madres y empresarias

0

Imagen de mujer preocupada

Aprovechando el Día de la Madre, es un buen momento para considerar las aspiraciones económicas de las mujeres del hogar

En el Día de la Madre, los hijos de todas las edades suelen agradecer a sus mamás por todos los sacrificios que hicieron durante su infancia —y después también, considerando la cantidad de adultos que recurren a los préstamos de sus madres o les dejan a sus hijos para que se los cuiden gratuitamente.

Desafortunadamente, para muchas madres que al mismo tiempo trabajadoras y empresarias, el sacrificio va mucho más allá de noches en vela y recitales aburridos. Las mujeres suelen dejar de trabajar durante los años de mayor productividad para atender a su familia. Por eso, muchas veces quedan atrasadas con los aumentos de sueldo y promociones, y sus cuentas de jubilación y beneficios del Seguro Social suelen ser mucho menores que los de los hombres. Además, las mujeres viven, en promedio, cinco años más que los hombres, por lo que su ya reducido ingreso debe estirarse aún más.

No estoy tratando de deprimirlo, sino de sugerirle que este año, el mejor regalo para su madre podría ser una charla honesta sobre las finanzas personales de su mamá y cómo puede estar mejor preparada para el futuro. Estos son algunos de los temas que puede tocar:

Priorice los ahorros jubilatorios

Usted puede pedir un préstamo para pagar la universidad o una casa, pero no para pagar la jubilación. Si su mamá todavía trabaja, asegúrese de que esté inscripta en un plan 401(k) o en una cuenta IRA y que esté ahorrando lo más posible.

Beneficios del Seguro Social

Aun cuando su madre no haya aportado al Seguro Social durante sus años laborales, podrá ser elegible para cobrar beneficios si su esposo lo hizo. Y, si tiene los años de aportes correspondientes por su propio trabajo y el de su padre, por lo general recibirá el mayor de los dos beneficios.

Cuanto más demore su madre en cobrar el Seguro Social, mayor será el beneficio mensual que reciba. La “edad jubilatoria total” del Seguro Social es 65 años para los nacidos antes de 1938 y aumenta gradualmente a 67 si nació después de 1959. Si su madre cumple con los requisitos de elegibilidad, puede comenzar a cobrar beneficios reducidos a partir de los 62 años, pero si lo hace, el monto de sus beneficios se reducirá en hasta un 30 por ciento. No obstante, si no cobra beneficios hasta la edad jubilatoria total, sus beneficios aumentarán hasta un 8 por ciento por año hasta los 70 años.

Además, tenga en cuenta que:

  • La mujer viuda puede cobrar los beneficios del Seguro Social ya desde los 60 años (50, si es discapacitada). Y, si está divorciada, puede obtener los beneficios conyugales si ha estado casada por más de 10 años, no ha vuelto a contraer matrimonio y tiene, como mínimo, 62 años de edad.
  • Si bien en muchos estados los beneficios del Seguro Social no son imponibles, el gobierno federal los cuenta como ingresos imponibles. Por lo tanto, dependiendo de los ingresos jubilatorios generales de su madre, podría adeudar impuestos federales sobre una parte de sus beneficios. La Publicación 915 del IRS explica los detalles.
  • Si su mamá comienza a cobrar beneficios mientras todavía trabaja, estos podrían reducirse significativamente dependiendo de sus ingresos. Para más detalle, lea “Cómo Afecta el Trabajo a Sus Beneficios” en www.ssa.gov. (Nota: Las reducciones no se pierden en realidad, ya que los beneficios se recalcularán “hacia arriba” cuando llegue a la edad jubilatoria total).

El Seguro Social tiene un sitio web muy bueno para las mujeres, con información sobre jubilación, discapacidad y otras cuestiones – en inglés y español.

Puede ayudar a su mamá a calcular sus necesidades jubilatorias usando el Calculador de Jubilación. Allí puede ingresar los datos de sus ingresos para calcular una proyección de los beneficios del Seguro Social bajo diferentes escenarios, incluyendo la edad de jubilación, y proyecciones de las ganancias futuras.

Compartir

Acerca del Autor

Avatar
!-- Quantcast Tag -->