Jornada de limpieza reivindica al negocio de las ventas callejeras

0

Más de 100 vendedores ambulantes de Los Ángeles salieron a limpiar las calles de diferentes vecindarios, en una muestra de unidad y compromiso del negocio informal

Se mueven con cautela para ganarse la vida, aunque esos días en que el temor a las autoridades les impedía trabajar en paz parece que ya quedaron atrás. Son los miles de vendedores ambulantes que han hecho de las calles de Los Ángeles su principal fuente de ingresos. Son micronegocios, muchos manejados por indocumentados, que generan un importante movimiento de dinero que ahora también afectará positivamente a la economía local, siempre y cuando les entreguen finalmente un permiso para vender legalmente.

Para mejorar su imagen y la de sus vecindarios, los vendedores ambulantes de Los Ángeles y otros voluntarios, salieron a las calles con escobas y bolsas para limpiar 4 barrios diferentes. Lo hicieron justo un día después del Día de las Madres. El motivo era el de dar una imagen positiva a la labor que desempeñan.

La jornada de limpieza pasó por Panorama City, McArthur Park, el Sur de Los Ángeles y terminó en el llamado Distrito de la Piñata. Más de 100 vendedores participaron en la caravana de limpieza. Muchos también aprovecharon para enviar un mensaje a la alcaldía de que los vendedores están dispuestos a hacer su parte para crear un programa de permisos exitoso y que la ciudad necesita hacer la suya para agilizar la legalización de los vendedores ambulantes.

“Es fácil culpar a los vendedores de la basura que hay en las calles, pero muchos de nosotros trabajamos muy duro para dejar limpios nuestros lugares. Tenemos el poder y la voluntad de hacer un impacto positivo y estamos listos para seguir adelante con un programa que alentará a más vendedores a ser parte de la solución”, dijo Ana María Gil, vendedora del Valle de San Fernando y una de los líderes de la organización Los Angeles Street Vending Coalition (LASVC).

Por otra parte, los vendedores callejeros dicen estar muy decepcionados al descubrir que un programa de apoyo a las ventas ambulantes no formó parte del presupuesto de la alcaldía para el próximo año fiscal.

“Estamos haciendo nuestra parte y necesitamos que el Alcalde y el ayuntamiento hagan lo mismo”, dijo Merced Sánchez, una vendedora en el Distrito de la Piñata, una zona muy concurrida donde trabajan muchos vendedores ambulantes.

El grupo de vendedores dijo que continuará trabajando juntos para encontrar soluciones que ayuden a acelerar la legalización de sus pequeños negocios.

Compartir

Acerca del Autor

José Francisco Sánchez

Editor de El Clasificado, Su Socio de Negocios, El Punto y anexas. Defeño de nacimiento al que le gusta la lectura, el fútbol y el aire libre. También la hace de reportero, corrector de estilo y traductor de textos al español.