5 pasos para crear una cultura empresarial en su negocio

0

Le explicamos qué es la cultura empresarial y cómo pueden participar los empleados para implementarla 

Por Chris Keller

Empecemos por definir qué es la cultura empresarial. Bueno, se trata de un conjunto de normas, creencias y formas de pensar, actuar y sentir de las personas que forman parte de una organización.

Existen numerosos aspectos en los que una gran cultura empresarial tiene un impacto positivo. El reclutamiento, la lealtad de los empleados, la satisfacción laboral, la colaboración, el desempeño laboral y la moral de los empleados son algunas partes muy importantes para tener un negocio exitoso.

Para lograr una gran cultura empresarial para su pequeña empresa, comience con estos cinco pasos:

1. Defina la cultura y los valores de su empresa deseada. Comience haciendo tres preguntas:

• ¿Por qué nuestra empresa hace lo que hace?

• ¿Qué creemos?

• ¿Hacia dónde queremos ir con la empresa?

Los beneficios gratuitos como refrigerios, mesas de ping pong, café, etc., lo ayudarán a sobrevivir, pero los empleados quieren saber a dónde va la empresa y por qué están trabajando para usted. Estas son las preguntas más básicas que debe hacerse lo antes posible, para ayudar a definir lo que imagina para su negocio. Sin identificar y definir su cultura, los empleados pueden desconectarse y seguir adelante. Por último, es importante hacer más que solo mostrar sus valores en un muro. Asegúrese de que sus valores sean parte de las experiencias de sus empleados todos los días, e identifique lo que se necesitará para mantenerse fiel a su visión y valores.

2. Identifique su cultura actual y si el cambio es necesario. La cultura de la empresa comienza con la primera persona. Sus creencias y valores dictan lo que sucederá después. Cuando tiene algunos empleados, puede comenzar a realizar cambios proactivos en la cultura que existe actualmente. Por ejemplo, si le preocupa la motivación y el nivel de energía de su equipo, tomará una decisión deliberada cuando contrate para seleccionar personas que tengan la capacidad de motivar y tengan el nivel de energía que está buscando. Esto ayudará a remodelar la cultura. Cambiar la cultura de una empresa no es fácil, pero valdrá la pena.

3. Identifique o contrate a un experto. Contratar al personal correcto tiene un enorme efecto positivo en cómo la empresa se desenvuelve culturalmente. Para eso tal vez necesite a alguien que sepa cómo elegir al candidato ideal de acuerdo a la cultura empresarial de su negocio. Contratar a un experto capacitado en cultura empresarial para ayudar a conducir y cultivar lo que está tratando de crear le ayudará a identificar si va bien o no. Y aunque esta persona ayudará, no es solo su responsabilidad. Desarrollar una cultura empresarial positiva es la prioridad de todos y siempre debe ser un requisito estratégico superior.

4. Optimice su proceso de contratación. Cuando se trata de reclutar y contratar, tomarse el tiempo por adelantado lo ayudará a identificar a la persona adecuada para reforzar la cultura de su empresa. Muchas empresas contratan habilidades desde el principio debido a la necesidad y, a menudo, no otorgan suficiente importancia al aspecto cultural cuando realizan prospecciones. Esto puede afectar su negocio más de lo que podría pensar. A continuación hay cuatro formas de asegurarse de que su proceso esté configurado para contratar al talento adecuado:

• Asegúrese de que los candidatos entiendan y aprecien su cultura y valores.

• Delegue el proceso de entrevista e incluya diferentes equipos en su negocio.

• Priorizar la actitud sobre las habilidades y la experiencia.

• No contrates al mismo tipo de persona una y otra vez.

5. Refuerce continuamente los valores fundamentales. Piense en programas e iniciativas para implementar que continúen reforzando los valores centrales de su empresa. Participar en proyectos de voluntariado les brinda a los empleados la oportunidad de ayudar en una organización u organización benéfica de su elección. Por último, recuerde los pequeños ejemplos de ir más allá: enviar una canasta de regalitos a un empleado o empleada que tenga un nuevo bebé. Si conoce bien su organización, podrá identificar lo que funciona mejor.

Finalmente, no olvide medir sus resultados. Esto se puede hacer a través de encuestas de participación de los empleados, referencias y calificaciones de los empleados. Estas iniciativas lo ayudarán a comprender si está o no en el camino correcto.

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Incfile

Compartir

Acerca del Autor

Avatar
!-- Quantcast Tag -->