8 errores comunes que se cometen al intentar vender un negocio

0

dos personas dándose la mano

Vender un negocio implica un proceso estructurado que lleva tiempo, generalmente entre seis y 12 meses desde la concepción hasta el cierre

Todos los dueños de negocios piensan en vender un negocio en un momento u otro. Sin embargo, para aquellos que deciden seguir adelante y vender, hay ciertos puntos que deben abordarse si quieren tener una transacción exitosa y obtener la mayor cantidad de dinero por su negocio.

Terry Monroe, fundador y presidente de American Business Brokers & Advisors (ABBA) y autor de Hidden Wealth: The Secret to Getting Top Dollar for Your Business (Riqueza oculta: el secreto para obtener el mejor precio por su negocio) comparte…

Ocho errores comunes que cometen los propietarios al vender un negocio:

1. Tratar de venderlo usted mismo. Los dueños de negocios generalmente no son objetivos sobre su negocio. Incluso si tiene las habilidades financieras, tendrá una tendencia a sobreestimar el valor. La venta de un negocio es la combinación entre arte y ciencia, y la realizan personas que lo hacen a tiempo completo como profesión. Usted hace lo que mejor sabe hacer y deje que un intermediario profesional haga lo que mejor sabe hacer, porque intentar vender usted mismo su negocio devorará su tiempo.

2. Es demasiado sensible con su negocio. Tomará los comentarios hechos por un comprador de forma personal y quizás anule el trato. A nadie le gusta escuchar que tiene un bebé feo, y lo mismo ocurre cuando vende un negocio. Cualquier comentario negativo sobre su negocio se lo tomará personalmente, independientemente de cuán endurecido pueda pensar que es. La solución es conseguir un intermediario para suavizar el golpe y traducir los comentarios del comprador en solicitudes que no serán tomadas personalmente.

3. No sabe cómo llegar al valor justo de mercado. Los propietarios que no son realistas sobre el valor de su negocio son la principal razón por la que los acuerdos fracasan. Conozca los hechos y la realidad de lo que las empresas como la suya están vendiendo en el mercado actual.

4. No sabe cómo reconocer a un comprador calificado. Diferentes negocios requieren diferentes tipos de compradores, y diferentes compradores pagarán diferentes cantidades por un negocio. Necesita saber qué compradores están pagando más en el mercado actual, porque los compradores cambian con el mercado.

5. Probablemente no sepa dónde buscar al comprador adecuado. Encontrar el comprador adecuado para su empresa que pague el mejor precio no es tan fácil como publicar un anuncio en una revista como El Clasificado o un periódico y ver quién se pone en contacto con usted. Como vendedor, quiere saber quién tiene realmente el dinero y si habla en serio. Recuerde, el tiempo es dinero y los compradores generalmente están trabajando en su tiempo y su dinero.

6. No se da cuenta de que vender una empresa es un proceso, no un evento. Vender una empresa implica un proceso estructurado que lleva tiempo, generalmente entre seis y 12 meses desde la concepción hasta el cierre. Es un proceso muy detallado que no todos los vendedores pueden realizar sin la guía de un profesional capacitado que haya realizado este proceso muchas veces antes.

7. Tienes que reunir el equipo adecuado para hacer el trabajo. Al igual que en los deportes, si un vendedor no tiene el equipo adecuado, será derrotado o herido de alguna manera. ¿Cuál es el equipo adecuado? Un abogado que tiene experiencia en transacciones comerciales y comprende la venta de un negocio a un comprador y no a un compañero de golf de toda la vida. Un contador que comprenda el sistema tributario y no tenga miedo de brindar un buen asesoramiento tributario, sabiendo que existe la posibilidad de que pierdan su cuenta y esté velando por su mejor interés. Y un intermediario experimentado que tenga conocimientos prácticos de su industria.

8. No está comprometido con la venta. Vender un negocio requiere de mucho trabajo. La gente no se da cuenta de cuánto trabajo es reunir todos los datos que necesita un comprador para vender un negocio. Muchas transacciones se desmoronarán porque el vendedor no está comprometido con el proceso o no tiene la energía mental para continuar. La solución es conseguir ayuda con un intermediario experimentado que lo entrenará desde el principio hasta el final y lo ayudará a cosechar las recompensas de todos sus muchos años de arduo trabajo.

Con información de News & Experts

Compartir