Cómo protegerse de los intrusos durante las videoconferencias

0

Un sistema para las videoconferencias puede requerir software de seguridad adicional si está trabajando de forma remota

El brote del coronavirus provocó que las personas que trabajan desde casa o que ya regresaron a las oficinas, hagan uso de las videoconferencias ahora más que nunca; eso obligó a muchos a tomar medidas de seguridad informática para protegerse a sí mismas y a su empresa. ¿Por qué? Por las últimas quejas de usuarios del sistema Zoom que han visto invadida su privacidad.

El FBI ha recibido muchos informes de “Zoom-bombardeo” durante las videoconferencias, en las que aparecen imágenes gráficas durante las reuniones de Zoom de la compañía y las conversaciones de video.

“En una oficina normal, la mayoría de las empresas se aseguran de proteger sus dispositivos y redes”, dice Stephen Hyduchak, CEO de Aver, un servicio de verificación de identidad. “Pero los administradores del sistema no están llegando a la casa de todos los empleados y configurando todo para cumplir con los estándares corporativos”.

Hyduchak sugiere estos consejos de seguridad:

• Cambie el inicio de sesión y la contraseña del enrutador. Esto es imprescindible porque las contraseñas predeterminadas para muchos modelos son débiles y también se conocen en internet, dice Hyduchak. “Los atacantes a menudo simplemente los escriben en el código de programas maliciosos“, dice Hyduchak. “Y si funcionan, el enrutador es capturado. Los intrusos también pueden espiarlo, porque todo lo que envía en línea pasa a través del enrutador”.

• Instale un antivirus. “Las empresas suelen instalar potentes soluciones de seguridad para proteger las computadoras del malware“, dice Hyduchak. “En casa, es más difícil proporcionar ese nivel de protección, pero dejar una computadora vulnerable cuando se almacenan los documentos de trabajo no es una opción. Es vital instalar una solución de seguridad confiable en todos los dispositivos que manejan datos corporativos. Incluso un antivirus gratuito reducirá significativamente el riesgo de infectarse”.

• Configure un cifrado de Wi-Fi. “Un atacante que se conecta a su Wi-Fi puede interceptar todo lo que envía o ingresa en línea, incluidas las contraseñas para el acceso remoto a una computadora de oficina o correo corporativo”, dice Hyduchak. “Por lo tanto, es esencial configurar su conexión de red correctamente. Asegúrese de que la conexión esté encriptada para mantener la información a salvo de miradas indiscretas. Si su Wi-Fi le pide a alguien que se conecte a ella una contraseña, la conexión está encriptada. Puede usar la configuración del enrutador para seleccionar o cambiar el tipo de cifrado, y recuerde que su contraseña de Wi-Fi debe ser segura “.

• Actualice los programas y sistemas operativos. “Debido a que con frecuencia se encuentran nuevas vulnerabilidades en los sistemas operativos y aplicaciones, los ciberdelincuentes los explotan para invadir los dispositivos de otras personas”, dice Hyduchak. “A menudo confían en que las personas son demasiado flojas para actualizar el software. Es vital actualizar periódicamente todo lo que esté instalado en cualquier dispositivo que utilice para fines laborales”.

• Manténgase en alerta. A veces, un mensaje malicioso puede colarse en el correo corporativo. Esto es especialmente relevante para los trabajadores remotos, porque la cantidad de comunicaciones digitales aumenta considerablemente con el teletrabajo. “Lea los mensajes cuidadosamente y no se apresure a responderlos”, dice Hyduchak. “Si alguien necesita urgentemente un documento importante o exige el pago inmediato de una factura, verifique que esa persona sea quien dice ser. Llame a la otra parte para obtener una aclaración o confirme la acción con su jefe. Y sospeche especialmente de los correos electrónicos con enlaces. Si un enlace a un supuesto documento no apunta a un recurso corporativo, es mejor ignorarlo ”.

Con información de News & Experts

Share.

About Author

Avatar