Consejos para pequeñas empresas latinas que solicitan préstamos PPP

0

Los pequeños empresarios aún encuentran que el proceso de solicitud de préstamos PPP es engorroso, tedioso y difícil. Estos consejos harán que sea más fácil

Por Gary Acosta

Antes de la recesión causada por el Covid-19, el mercado latino de los EE. UU. representaba $2.3 billones en el (Producto Interno Bruto) PIB, reflejaba más del 80% del nuevo crecimiento neto en nuestra fuerza laboral y comprendía el 86% de las nuevas empresas netas en los últimos diez años. Además, nuestro consumo real creció un 72 por ciento más rápido que el de los no latinos. Después del Covid-19, hay pocas dudas de que el futuro de la recuperación económica y el crecimiento depende en gran medida de los latinos y las empresas que tienen o manejan.

El sector de las pequeñas empresas se ha visto especialmente afectado por los efectos económicos del virus, y los propietarios de negocios latinos son más susceptibles a cierres y recortes de empleos. Sin embargo, incluso con el gobierno federal interviniendo con el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) para apoyar a las empresas, los propietarios aún encuentran que el proceso de solicitud de préstamos PPP es engorroso, tedioso y difícil.

La Asociación Nacional de Profesionales de Bienes Raíces (NAHREP), junto con la Red de Acción Empresarial Latina y la Cámara de Comercio Hispana, han trabajado arduamente abogando por arreglar algunos de los elementos que no han estado trabajando con el PPP. Debemos asegurarnos de que el Congreso continúe reponiendo los fondos y que la Administración de Pequeñas Empresas mejore su administración del programa y aclare algo de la confusión que ha llevado a que tantos contratistas independientes se queden sin acceso a los fondos.

Consejos clave para que el proceso de solicitud sea lo más simple posible

1. Use su red de contactos. Como latinos, somos conocidos por nuestras habilidades interpersonales y no hay mejor momento que ahora para aprovechar nuestra red, especialmente los representantes de la banca comercial, para ver qué opciones están disponibles como cliente existente. Si no tiene un representante bancario, busque la herramienta de igualación de prestamistas en el sitio web de la SBA para obtener una lista de los más de 4,500 prestamistas aprobados por la SBA que actualmente ofrecen el PPP. Evite usar el sitio web de la SBA para presentar su solicitud, ya que allí encontrará el Programa de Asistencia de Préstamos por Desastre, no los detalles del préstamo PPP. Si tiene preguntas, apóyese en su red y pregunte.

2. Prepare, prepare, prepare. Para empezar, el proceso de solicitud de PPP es engorroso, por eso es aún más importante que prepare y tenga a mano toda la documentación necesaria antes de comenzar la solicitud. Llame a su banco con anticipación para preguntar sobre el tipo de material de referencia que necesitará (incluidas las declaraciones de impuestos de 2019). Si utiliza un servicio externo para la contabilidad y la nómina, lo más probable es que la compañía ya tenga la información que necesitará.

3. ¡Sea lo más claro posible! Asegúrese de anotar claramente en su solicitud de préstamo para qué exactamente utilizará los fondos PPP. Al hacer notar que los fondos se utilizarán para mantener la nómina, hacer pagos de hipotecas, arrendamientos o servicios públicos, aumentará sus posibilidades de condonación de préstamos en el futuro. Si va a utilizar el dinero para más que la nómina, marque las casillas correspondientes. Aunque estos pasos serán importantes cuando llegue el momento de determinar la condonación de préstamos, se aplicará una tasa de interés muy baja del 1% para aquellos que no soliciten o califiquen para la condonación de préstamos.

4. Manténgase organizado. Una vez aprobado, organice sus cuentas para rastrear mejor el dinero PPP una vez que se distribuya. Esto facilitará el desglose del gasto cuando llegue el momento de la consideración de perdón. Abra una nueva cuenta solo para sus fondos PPP con el mismo banco que está facilitando su préstamo PPP. Esto asegurará que todo el dinero designado se administre y documente adecuadamente, y se presente cuando lo necesite en una fecha posterior.

5. Sea paciente y no se rinda. Aunque el proceso puede ser largo y tedioso, definitivamente vale la pena esperar. La paciencia y la organización son cruciales para superar esta crisis. Sus posibilidades de recibir este préstamo son altas, especialmente con la aprobación de una segunda ronda de fondos asignados por el gobierno federal. La perseverancia es clave y depende de nosotros luchar por el éxito de nuestros negocios.

Gary Acosta es cofundador y CEO de la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP) y cofundador de L’ATTITUDE, un megaevento que crea conciencia sobre el papel clave que juegan los latinos en la nueva economía dominante de Estados Unidos.

Compartir

Acerca del Autor

Avatar
!-- Quantcast Tag -->