Estados Unidos necesita 7 millones de viviendas asequibles

0

Varias organizaciones están participando en un esfuerzo para desarrollar e implementar viviendas asequibles en comunidades necesitadas  

A medida que los precios de la vivienda se disparan en todo el país, un número creciente de estadounidenses no puede encontrar viviendas asequibles. Los expertos dicen que el problema ha llegado a un punto crítico y está perjudicando el bienestar no solo de las familias, sino también de las comunidades y la economía en general.

Desde 2012, los precios de la vivienda han aumentado un 53 por ciento, según el Banco de la Reserva Federal de St. Louis. Lamentablemente, los salarios no han seguido el ritmo. El Centro Conjunto de Estudios de Vivienda de la Universidad de Harvard indica que 18 millones de estadounidenses destinan más del 50 por ciento de sus ingresos a un lugar seguro para vivir.

De acuerdo a un informe de la Coalición Nacional de Viviendas de Bajos Ingresos, de marzo de 2019, Estados Unidos necesita 7 millones de unidades de viviendas asequibles. El informe también encontró que ningún estado tiene suficiente inventario de alquileres asequibles.

“La crisis de asequibilidad de la vivienda en Estados Unidos no se limita a las ciudades de las costas este y oeste. Las familias en áreas rurales, suburbanas y urbanas en los 50 estados están sacrificando necesidades como alimentos, atención médica y educación para hacer los pagos de alquiler o hipoteca”, dice Brandee McHale, presidenta de la Fundación Wells Fargo. «Solo cuando las personas pueden permitirse el lujo de vivir en sus vecindarios pueden prosperar las comunidades».

Reconociendo el alcance del problema, las organizaciones sin fines de lucro, los think tanks y las corporaciones están interviniendo para encontrar soluciones que desbloqueen las opciones de vivienda para más estadounidenses y reduzcan la carga de costos de la vivienda. Wells Fargo y la Fundación Wells Fargo encabezan un esfuerzo a gran escala en curso. Basándose en sus recursos y experiencia, la compañía está trabajando en colaboración con organizaciones de los sectores público y privado para desarrollar e implementar nuevas soluciones en comunidades necesitadas, y está comprometiendo una inversión filantrópica de mil millones de dólares hasta el 2025.

La inversión se utilizará para abordar múltiples facetas de la crisis de asequibilidad de la vivienda en los EEUU, incluyendo la falta de vivienda, alquileres disponibles y asequibles, vivienda de transición y propiedad de vivienda. 

«La estabilidad financiera comienza con un lugar al que puede permitirse llamar hogar, pero para ayudar a más personas a encontrar eso, nos llevará a todos a mirar de manera más integral el espectro de necesidades de viviendas asequibles», dice McHale.

A medida que los mercados de todo el país luchan con los altos precios de la vivienda, los encargados de formular políticas, los defensores, los filántropos y las organizaciones sin fines de lucro deberán trabajar juntos para encontrar soluciones a largo plazo que ayuden a millones de estadounidenses a satisfacer sus necesidades más básicas. EC

Con información de StatePoint

Compartir

Acerca del Autor

Avatar
!-- Quantcast Tag -->