Cómo reinventarse y revitalizarse para el inicio de una nueva economía

0

Hombre de negocios con un foco en sus manos

Si bien alrededor del 40 por ciento de la economía se ha colapsado, se están creando nuevas oportunidades empresariales para los que saben reinventarse

Mientras que algunos analistas creen que una parte considerable de la economía de los EE. UU. ha sido dañada permanentemente por el COVID-19, y que aún se producirán más despidos y cierres de empresas en el 2021, para otros que saben cómo reinventarse el futuro de una “nueva economía” es brillante, abriendo puertas para emprendedores, profesionales y dueños de pequeñas y medianas empresas, dice Rod Robertson, emprendedor y autor de “Winning at Entrepreneurship: Insider’s Tips on Buying, Building, and Selling Your Own Business”.

Considere estos puntos al planificar el éxito en una economía cambiante: 

No compre la teoría de que el COVID destruirá el espíritu empresarial. “Es un buen momento para invertir o comprar un negocio porque se ha restablecido el campo de juego”, dice Robertson. “Habrá una nueva generación de fortunas hechas en los próximos tres a cinco años. Se trata de pequeñas empresas, empresas que son ágiles y pueden cambiar fácilmente”. 

La inversión en tecnología está en auge. El especialista señala que el capital privado ha gastado más de $50 mil millones en acuerdos tecnológicos en 2020. “Este hecho eclipsa los problemas que han inundado las empresas tradicionales o heredadas que han experimentado una enorme retracción en las inversiones”, dice Robertson. “El giro hacia la tecnología se ha acelerado, y cuidado con las empresas que se aferran a sus antiguas formas de hacer negocios”.

Haga los cortes necesarios. “Se producirán cambios sísmicos en 2021 a medida que las empresas se preparan para la nueva economía mundial”, dice Robertson. “Algunas empresas deben hacer recortes drásticos y cambios de dirección. Reaccione rápidamente y no esté entre las últimas empresas en adoptar el cambio; podría ser su desaparición. Es más importante que nunca optimizar las operaciones y crear una confianza implícita con los empleados para garantizar que su negocio prospere en el mundo posterior a la pandemia”.

Los trabajadores remotos no pueden permitirse el lujo. Un informe sobre la productividad del trabajo remoto durante la pandemia encontró que la productividad global entre los empleados que trabajan desde casa debido al COVID-19 ha disminuido. “Los vendedores sin supervisión directa no están produciendo como solían hacerlo. Los trabajadores remotos que se están desplazando deben estar en sintonía con sus organizaciones para mantener sus trabajos”, dice Robertson.

Volar solo no es algo malo para los mayores. Robertson dice que los trabajadores mayores que pueden verse desplazados pueden aprovechar al máximo las oportunidades para volar solos. “Las personas mayores de 50 y 60 años no están entendiendo la tecnología”, dice Robertson, “y muchos de ellos serán empujados fuera del campo de juego. ¿Cómo pasan a ser un contratista independiente y alargan sus años laborales a 70-72? Es hora de reinventarse y revitalizarse”.

Con información de News and Experts

Compartir